Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CDC cuestiona la imparcialidad del Constitucional si se acelera la suspensión

Rull asegura que la campaña por la consulta seguirá aunque sea suspendida

Convergència Democràtica de Catalunya solo tardó 24 horas en comenzar la campaña a favor del a la independencia desde la convocatoria de la consulta. El coordinador general del partido, Josep Rull, protagonizó ayer el primer acto en Mollerussa (Lleida) y cuestionó la imparcialidad del Tribunal Constitucional, que tendrá que decidir sobre el recurso que presentará el Gobierno contra la Generalitat por la convocatoria de la votación del 9 de noviembre.

Rull, participó en la campaña Ara és l'hora [Ahora es la hora] que promueven entidades, asociaciones y partidos conjuntamente a favor de la consulta y justificó su recelo en el hecho de que no recuerda que este tribunal haya convocado nunca antes una reunión extraordinaria para admitir a trámite una petición de suspensión del Gobierno. “Si lo hace”, dijo, “no será un buen árbitro”.

El dirigente de CDC señaló que una primera muestra de que el Constitucional quiere ejercer su papel de árbitro sería que se reuniera “cuando corresponde hacerlo y no antes y, por lo tanto, que no sea una correa de transmisión de aquello que le plantea el Gobierno español, que insiste en calificar esta ley de inconstitucional. ¿Qué se han creído Soraya Sáenz de Santamaría y el presidente Rajoy? En vez de opinar, dictaminan, nos amenazan y al mismo tiempo hacen de jueces y de parte. Eso no es serio”.

Rull afirmó que CDC continuará la campaña a favor del a la independencia a pesar de la casi segura suspensión cautelar de la ley y del decreto de convocatoria de la consulta. “Nosotros, ante la suspensión cautelar continuaremos cautelarmente la campaña y tomando las medidas necesarias para hacer posible el 9-N”. También aseguró que “automáticamente” recurrirán como partido y como Gobierno para pedir que se levante la suspensión.

El dirigente convergente precisó que una suspensión cautelar no quiere decir que la ley sea inconstitucional y añadió que han decidido continuar la campaña “como un ejercicio de nuestra libertad de expresión” y porque confían en que el TC levante la medida y se posicione a favor de la ley y del decreto: “Creemos que sería lo lógico y sensato”, aseguró. “Un gobierno diligente debe tenerlo todo preparado para hacer posible la consulta”, añadió.

Rull subrayó que en esta campaña será muy importante mantener la “unidad” entre todas las entidades y fuerzas políticas soberanistas que están a favor de la consulta para reforzar la imagen exterior de que Cataluña ha emprendido un “proceso imparable” y de que no está rota. “Hemos decidido ser libres y lo seremos”, dijo ante un centenar de militantes.

De momento, la campaña soberanista no cuenta con el apoyo de Unió Democràtica, que todavía no ha decidido si apoya o no la independencia. Lo decidirá en una reunión extraordinaria de la dirección el domingo.