La PAH ocupa un bloque de pisos en El Vendrell

El edificio tiene 36 viviendas y es de la Sareb

La PAH ocupa un bloque en El Vendrell.
La PAH ocupa un bloque en El Vendrell.Josep Lluís Sellart

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha ocupado un bloque de pisos en El Vendrell (Baix Penedès). Varios miembros de la organización se quedaron a dormir allí este martes y este miércoles, un centenar de activistas ha celebrado la acción en las inmediaciones del edificio.

El inmueble, ubicado en la carretera de Santa Oliva, consta de 36 viviendas. Fue construido por un empresario local pero en la actualidad es propiedad de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), según han explicado varios portavoces de la PAH, que han calificado la ocupación de "obra social". "Han sido meses de duro trabajo, vamos a acoger a familias, por fin van a tener una puerta abierta. Las viviendas no pueden estar vacías con gente en la calle", ha dicho Marta Expósito, portavoz de la plataforma.

Esta mañana, representantes de la organización se han reunido con el Ayuntamiento para solicitar contenedores, luz, contador de agua y la ayuda de las brigadas municipales en la rehabilitación de los pisos. El motivo de la petición es que la mayoría de viviendas se encuentran destartaladas tras ser saqueadas y no son habitables. Los destrozos son visibles en los techos y las paredes. Durante el último mes los ladrones han arrancado tuberías, griferías, cableado y hurtado mobiliario. "Hemos pedido una comisión de técnicos para que haga una valoración de daños, que son cuantiosos. Esperemos que el Ayuntamiento nos ayude", ha explicado Antonio Raya, portavoz de la PAH.

La mayoría de viviendas se encuentran destartaladas tras ser saqueadas y no son habitables

De momento siete familias de la plataforma se trasladarán a vivir en el bloque, en los pisos en donde los robos no fueron tan graves. "Las demás las iremos rehabilitando a medida que vaya viniendo gente necesitada. Costará mucho dinero", ha avanzado Raya. Aitor de Juan, de 39 años, se trasladará a vivir a una de las viviendas tras tres años sin conseguir un empleo. "Me quedé en el paro, no podía pagar el alquiler. Regresé a casa de mis padres pero ellos también tienen problemas para pagar la hipoteca. No recibo ninguna ayuda", ha relatado De Juan. Zaira Jiménez, de 33 años y con una hija de ocho meses, también ocupará uno de los pisos. "No pedimos vivir de gratis, solo queremos subsistir, reivindicar un alquiler social", ha sentenciado Jiménez. Ella fue desalojada de su vivienda un año y medio atrás. Después se trasladó a casa de sus padres, que tampoco podían hacer frente a los pagos de la hipoteca. Aurelio Guerra, de 47 años, también ocupa uno de los pisos después de separarse de su mujer. "Era escayolista, perdí el trabajo y no podía pagar la hipoteca. Estoy en trámites de separación y el alquiler social se lo han dado a mi mujer", ha relatado Guerra. La PAH ha pedido al Consistorio facilidades para empadronar a las familias, para que los niños llegados de otros municipios puedan escolarizarse.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS