Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ortega quiere consultar a los vecinos de la futura comarca del Moianès

Los alcaldes de los 10 municipios consideran que el amplio consenso hace innecesaria la encuesta

El primer encuentro entre los alcaldes de los diez municipios que quieren constituirse en la nueva comarca del Moianès y la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, culminó sin acuerdo a última hora del pasado viernes. Mientras Ortega defiende que la creación de la comarca debería llevarse a cabo tras realizar una consulta entre los ciudadanos de los municipios implicados, los alcaldes consideran que ya existe un amplio consenso que hace innecesaria la consulta.

“Les hemos transmitido nuestro posicionamiento de someter a consulta de los ciudadanos la decisión de consolidar el actual Consorcio del Moianès en forma de comarca”, señaló la vicepresidenta. Esta figura tiene 20 años de historia y ha servido para que los municipios se hayan podido coordinar, defendiendo sus intereses frente a los que se podían diferenciar del resto de municipios de las comarcas de las que forman parte: el Vallès Oriental, el Bages y Osona.

Los alcaldes no se oponen a la consulta, pero defienden que ya tienen consenso y han desarrollado los trámites que la Ley de Organización Comarcal de Cataluña establece para que un territorio pueda ser comarca. A parte, la Ley de Racionalización y Simplificación Local obliga a que a finales de año los consorcios se inscriban a un consistorio en concreto, lo que afectaría a la deseada constitución en forma de ente comarcal.

“No nos hemos vuelto locos, solo necesitamos una herramienta legal que nos permita seguir llevando a cabo el trabajo que hemos desarrollado todos estos años como consorcio”, señaló el alcalde de Moià, Dionís Guiteras (ERC).

Los alcaldes esperaban poder constituir la nueva comarca este mismo año, pero con la nueva aplicación legal y la propuesta de consulta el proceso se retrasaría al menos hasta 2015. La Ley de Consultas está pendiente de aprobación en el Parlament. Precisamente, el Gobierno catalán argumenta que una consulta en el Moianès mostraría que la nueva ley no estaría hecha con la única idea de celebrar una consulta soberanista.