Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona ha precintado 48 apartamentos turísticos desde 2007

En seis años ha realizado 4.050 inspecciones, el 31% de estas en 2014

El gobierno del alcalde Xavier Trias intentará mañana calmar los ánimos de los ciudadanos y de la oposición municipal después de que este verano se haya disparado el malestar por el descontrol del turismo en barrios como la Barceloneta. La estrategia que seguirá el equipo de gobierno en la comisión extraordinaria que han forzado los partidos de la oposición se basará en recordar el dinero que el turismo deja en la capital catalana (representa entre el 10% y el 12% del PIB) y en las últimas medidas tomadas para intentar frenar el auge de los apartamentos turísticos.

El informe que ha preparado el gobierno, y que presentarán los tenientes de alcalde Sònia Recasens y Antoni Vives, recuerda que, desde 2007, el Ayuntamiento ha realizado 4.050 inspecciones a estos establecimientos que se han traducido en 48 órdenes de precinto y 237 sanciones económicas a sus propietarios. De todas estas inspecciones, 1.254 (el 31%) se han realizado durante este año. En los anteriores ejercicios solo se efectuaban, de media, 399 inspecciones.

Las imágenes publicadas este mes de agosto de turistas desnudos por las calles de la Barceloneta han puesto en el ojo del huracán a los apartamentos turísticos. Según el Ayuntamiento, solo 72 propietarios de pisos de la Barceloneta tienen licencia para realizar esta actividad, a pesar de que en algunas webs ofrecen en este barrio hasta 477 apartamentos. El informe del Ayuntamiento asegura que es “difícil” demostrar que hay apartamentos sin licencia que se alquilan a turistas por culpa de “la picaresca y las múltiples formas que tienen los propietarios y las agencias para camuflar la actividad”. A pesar de estas dificultades para detectar los casos fraudulentos, el Ayuntamiento ha dictado 47 órdenes de precinto de apartamentos turísticos pocos días después de que las protestas de los vecinos contra el turismo llegaran a los medios de comunicación. Estos apartamentos —14 de los cuales ya han cerrado— se sumarán a la lista de los 48 que se han precintado en siete años.

En Barcelona hay 9.884 apartamentos turísticos legalizados pero se desconoce cuántos más funcionan sin licencia. Hace apenas tres años, el número de apartamentos registrados (es decir, con licencia) era de 2.059. Los partidos de la oposición critican que este incremento ha sido completamente descontrolado y acusan al alcalde de haber “abandonado” a los vecinos de la Barceloneta, según el PSC que reclama la retirada de la modificación del Plan de Usos de Ciutat Vella.

Además de la discusión política, que continuará el lunes en un pleno extraordinario en el distrito de Ciutat Vella, los vecinos que han salido a protestar durante este mes de agosto se están organizando para “intentar construir un discurso común y compartido” y poder consensuar propuestas concretas para controlar mejor la presión del turismo, según el presidente de Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), Lluís Rabell.

La ocupación de los apartamentos turísticos durante los meses de julio y agosto ha sido mayor de la esperada llegando al 83%, según la Asociación de Apartamentos Turísticos de Barcelona. Esta entidad considera que el sector hotelero está ejerciendo presión para que el Ayuntamiento cierre los apartamentos.

Más información