Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homs: “La consulta se convocará porque hay sólidos argumentos que la avalan”

PP y Ciutadans arremeten contra el consejo y califican la votación de ilegal

Francesc Homs, en el Parlament, en una foto de archivo.
Francesc Homs, en el Parlament, en una foto de archivo.

El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs (CDC), ha asegurado que el dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias avala de "manera contundente y sólida" que la ley catalana de consultas es "plenamente constitucional" y da "sólidos argumentos" para convocar la consulta. En una rueda de prensa en la Generalitat, Homs ha señalado que el dictamen ofrece así "sólidos argumentos jurídicos para que una vez aprobada la ley de consultas se pueda proceder a convocar la consulta. La consulta se convocará porque los argumentos jurídicos avalan que se pueda votar de manera legal", ha aseverado, pidiendo al Gobierno que "no ponga trabas".

Homs ha valorado muy positivamente el contenido del informe porque concluye que la Ley de Consultas es constitucional y por tanto los partidos soberanistas podrán gozar de un instrumento para poder convocar el referéndum del 9-N. Y, por ello, ha instado al Gobierno de Mariano Rajoy a no poner trabas para que los catalanes expresen su voluntad en las urnas. “La realidad es tozuda y obstinada y el pueblo de Cataluña aún más”, ha dicho sin querer entrar a analizar un posible veto del Tribunal Constitucional.

En su primera valoración, Homs ha apreciado que el dictamen concluye que la Ley de Consultas no infringe el artículo 122 del Estatuto sobre la capacidad que otorga a la Generalitat de convocar consultas y ha soslayado la fuerte división con la que se ha aprobado el informe. “Lo relevante es que una mayoría del Consejo se ha producido de una forma nítida y clara. Y en los votos particulares hay matices diversos”, ha precisado enfatizando que sería un error pensar que unos miembros piensan en una dirección (a favor de la consulta) y otros en otra (que la rechazan). “Lo que cuenta es lo acordado. Nosotros siempre acatamos los informes vayan a nuestro favor o no”, ha señalado recordando que esta misma semana el CGE ha tachado de inconstitucional el impuesto contra la energía nuclear pactado por CiU y ERC porque ya existe uno muy similar del Estado.

Homs ha querido poner el acento en que de la lectura del dictamen se desprende una defensa acérrima del principio democrático de poder consultar a los ciudadanos de la misma forma, ha recordado, que el Tribunal Constitucional se pronunció en la misma medida en su sentencia sobre la declaración soberanista del 23 de enero de 2013 cuando consagró que el mismo orden constitucional se puede modificar. “Algunos quieren confundir las cosas”, ha dicho en referencia a que una cosa es votar y otra las consecuencias jurídicas de una votación. En ese sentido, ha recordado que tanto la sentencia del TC como el dictamen de hoy recogen el contenido del fallo de la Corte Suprema de Canadá cuando estableció el recorrido jurídico para fijar los pasos de la secesión después de una votación en el caso del Quebec. “Pero a nadie se le pasó por la cabeza no poder votar”, ha señalado.

Los partidos de la oposición también han iniciado una ronda de comparecencias poco después de que se hiciera público el informe. Carina Mejías, diputada de Ciutadans, ha calificado de "estafa política" el aval porque según ha explicado, ni el parlamento catalán ni el Estatut posibilitan la realización de la consulta y ha recordado que la reforma constitucional sería la única forma de amparar una pregunta del calibre de la acordada por los partidos soberanistas para el próximo 9 de noviembre.

En la misma línea se ha expresado minutos más tarde Santi Rodríguez (PP), quien ha criticado que la ley avalada por el Consejo de Garantías Estatutarias esté pensada únicamente para dar cobertura legal a la consulta soberanista y en ese sentido se ha mostrado sorprendido de que el consejo no se haya pronunciado sobre la pregunta concreta, lo que el diputado popular atribuye a que los miembros del Consejo ya conocen que “la pregunta no se adecua” al marco legal. Rodríguez ha aprovechado para llamar al PSC a votar en contra de la aprobación de la ley en el Parlament, porque lo contrario sería, en palabras del popular “poner una cerilla en manos de un pirómano”.

Sin embargo, Assumpta Escarp (PSC), ha asegurado que los socialistas catalanes votarán a favor de la ley de consultas en el Parlament, aunque ven "aspectos a debatir" en la formulación de la norma debido al apretado resultado que ha emitido el Consejo. Escarp ha reiterado que "la ley no avala la consulta soberanista" planteada para el 9 de noviembre, por lo que el PSC apoyará la ley en la votación en la cámara catalana pero se opondrá a utilizarla para la pregunta sobre la eventual independencia de Cataluña.

Más información