Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las exportaciones a Rusia rebasan las ayudas europeas contra el veto

El Consell cree que son "insuficientes", los agricultores la tildan de "burla"

Compromís anuncia que pedirá la preferencia de la región en las importaciones europeas

Una imagen de archivo de una plantación valenciana de naranjas. Los cítricos se quedarán sin las ayudas europeas por el cierre de la frontera rusa.
Una imagen de archivo de una plantación valenciana de naranjas. Los cítricos se quedarán sin las ayudas europeas por el cierre de la frontera rusa.

Esta vez el Consell no ha esperado a que los damnificados le espolearan a reaccionar ante las consecuencias del veto ruso a la agricultura valenciana. "Sólo las exportaciones hortofrutícolas de la Comunidad Valenciana al mercado ruso superan los 125 millones de euros" anunciados este lunes Comisión Europea (CE) para los productores de toda la Unión Europea (UE), por lo que la Consejería de Presidencia y Agricultura las ha calificado de "insuficientes".

En la iniciativa comunitaria, el Consell ha valorado "negativamente la ausencia de cítricos y caqui, que aunque no se encuentran en plena sesión, según la definición de la CE, se trata de dos productos que entrarán en campaña próximamente, y que resultan de gran importancia para la economía" valenciana. Poco antes, el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), Cristóbal Aguado, fue más contundente en una entrevista con Radio Valencia, al declararse en desacuerdo con las decisiones adoptadas por "los gobernantes", porque "sus parches son más una burla que una solución". Aguado manifestó que Europa les dejaba "de lado" y reclamó un "acuerdo político" para vender en Rusia.

El secretario general de la Unió de Llauradors, Ramón Mampel ha hablado de "un problema político que pagan los cultivos del Mediterráneo", fruto de la alianza de Europa con Estados Unidos, por lo que "Estados Unidos debería ser solidario con Europa y quedarse en su mercado las 40.000 toneladas de cítricos que van a Rusia".

Los damnificados consideran que el problema es político y piden soluciones políticas

El delegado del Gobierno, Serafín Castellano, ha estado contemporizador, convencido de que el Ejecutivo central "dará respuesta con sensibilidad a las demandas" de los agricultores valencianos ante el veto ruso. Castellano está en sintonía con el compás de espera que parece haberse marcado el ministerio del ramo y que el secretario autonómico de Agricultura deberá conocer de primera mano en una reunión prevista en Madrid el próximo jueves. La ministra de Agricultura se ha mostrado cauta y ha informado de que la CE ha anunciado que destinará una partida presupuestaria, con carácter retroactivo, estimada en 40 millones, para la retirada de melocotones y nectarinas.

La eurodiputada de Esquerra Unida Marina Albiol ha considerado las medidas anunciadas "totalmente insuficientes", ha criticado el "seguidismo" que "practica la UE respecto a los EE UU en el conflicto de Rusia y Ucrania" y ha denunciado que los agricultores y ganaderos acaban "pagando el conflicto diplomático entre la Unión Europea y Rusia". Por su parte, Compromís pedirá la “preferencia comunitaria en las importaciones europeas". El diputado en Cortes Valencianas Josep María Pañella ha advertido que la UE "está obviando que Rusia está negociando con países con los que tenemos acuerdos preferenciales y que ello va a causar un gran perjuicio" en la agricultura valenciana.