Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La masificación de Enric Granados irrita a los vecinos del barrio

Una asociación de residentes denuncia que muchas terrazas tienen más mesas de las permitidas

Una de las terrazas en la calle Enric Granados
Una de las terrazas en la calle Enric Granados

Hasta cinco hoteles y más de una veintena de bares y restaurantes en tan solo 200 metros. La oferta de hostelería en la calle de Enric Granados se ha duplicado en unos pocos años, se quejan los vecinos de la zona, que consideran que el mayor problema, sin embargo, es que muchos establecimientos no cumplen la normativa. Más mesas de las permitidas, espacios que ocupan gran parte de la calzada y el ruido de madrugada. Así lo denuncia la plataforma SOS carrer Enric Granados.

Esta asociación de vecinos fue creada hace apenas unas semanas y aspira a canalizar las demandas y quejas de todo el vecindario. La plataforma denuncia la pasividad del Ayuntamiento a la hora de sancionar a los bares que incumplen la normativa de terrazas —aprobada a finales de 2013— y demanda la recuperación de los espacios públicos para los vecinos.

“El Ayuntamiento está fomentando un cambio del modelo de la ciudad. Un aumento de bares y hoteles, dirigidos al turismo, y se olvida de los vecinos”, asegura Josep María Alcoberro, portavoz de SOS carrer Enric Granados.

Mientras recorre la calle, este catalán de 50 años, señala las pegatinas reglamentarias situadas en las puertas de los locales que informan del número de mesas y comensales que su licencia les permite. En la mayoría de los casos, los establecimientos duplican, triplican e incluso cuatriplican la capacidad permitida: “La calle está pasando de ser un paseo tranquilo y con carácter comercial a un gran comedor al aire libre” denuncia la plataforma. La falta de servicios y la “privatización” del espacio público es otra de las denuncias de esta asociación “La biblioteca más cercana es la de Comte d'Urgell, no tenemos polideportivos públicos cerca ni suficientes guarderías. Eso sí, bares y hoteles todos los que quieras”, lamenta Alcoberro.

Barcelona contaba en 2010 con con poco más de 2.300 terrazas. Actualmente hay más de 4.500 con licencia de las cuales un 56% incumple la normativa actual de terrazas, según informó el teniente de Alcalde, Antoni Vives, la semana pasada. El Ayuntamiento no ofreció ayer su versión sobre las quejas vecinales.