El PSC da libertad a la militancia para ir a la marcha independentista de la Diada

El líder socialista catalán entiende que el derecho de manifestación es individual

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta.
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta.Alejandro García (EFE)

Los militantes del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) que la próxima Diada quieran participar en la manifestación independentista no sufrirán ninguna amonestación por parte de la cúpula del partido. Así lo anunció este domingo el primer secretario del partido en un gesto de distensión hacia el sector más catalanista que amenaza con abandonar la formación. Iceta aseguró que “quien quiera manifestarse lo podrá hacer” porque entiende que se trata de un derecho individual. Tampoco habrá represalias para los que acudan al acto a favor de la unidad de España que organizará, también durante la Diada, Sociedad Civil Catalana.

La decisión de Iceta toma especial relevancia en un momento en que su gran prioridad es mantener la unidad de un partido que atraviesa sus horas más bajas. Iceta cree que en el PSC deben tener cabida todas las tendencias del catalanismo a pesar de que su posición sobre la consulta soberanista del 9 de noviembre no ha cambiado: los socialistas catalanes solo aceptarán una votación que sea “legal” y “pactada” con el Estado.

Con la decisión de dar libertad para asistir a la manifestación Iceta ha querido desmarcarse de la etapa de Pere Navarro al frente del partido. La manifestación independentista de la Diada del año pasado tensó enormemente las costuras del PSC. El entonces primer secretario, Pere Navarro, dedicó todo tipo de críticas a una marcha que reunió a cientos de miles de persones en una cadena humana que cruzó toda Cataluña. Aseguró que era una reivindicación “irresponsable” y emplazó a Artur Mas y a sus consejeros a no asistir. “A mí nunca me han gustado las cadenas porque sirven para cerrar, para atar”. Los independentistas y el sector catalanista del PSC respondieron con una movilización masiva a la que incluso participó, de forma muy visible, el padre de Navarro.

Iceta no quiere una situación igual este año, a apenas nueve meses para las elecciones municipales. Por esta razón, en declaraciones a Europa Press insistió en que los afiliados, antes que nada son “ciudadanos” y que “no se les puede quitar ningún derecho”. Oficialmente, la decisión la debe adoptar la comisión ejecutiva del PSC tras el verano, pero él es partidario de evitar cualquier sanción. De hecho, el año pasado el partido también acabó optando por no sancionar a nadie.

Iceta también considera que este año la manifestación soberanista tendrá un tono social más marcado, por lo que ha dado importancia a la contribución que quieren hacer los sindicatos en esta línea. “Hay una mayoría de catalanes que saben que así no se puede continuar” y una de las maneras de expresar sus ansias de cambio y renovación es participando en esta movilización, aseguró.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS