Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
BCN World

El gigante del juego Caesars se queda fuera de los casinos de BCN World

Las empresas aceptadas son Peralada y Melco, y dos sociedades participadas por Melco y Veremonte y por Veremonte y Hard Rock

Vista del exterior del casino Caesars Palace de las Vegas. Ampliar foto
Vista del exterior del casino Caesars Palace de las Vegas.

Al menos en primera instancia, Caesars se ha quedado fuera de BCN World. La comisión técnica de casinos del Departamento de Economía anunció ayer, dos días después de lo previsto inicialmente, el resultado de la primera fase del concurso para adjudicar hasta seis licencias previstas para el futuro complejo turístico de Vila-seca y Salou y solo descartó una de las presentadas, la que supuestamente formaba el gigante estadounidense del juego con el promotor del proyecto, Veremonte. De hecho, a la Generalitat no le constaba que Caesars haya participado formalmente en una oferta, mientras que un portavoz de Veremonte aseguró ayer que ese grupo forma parte de la oferta rechazada.

Caesars era el último socio que había logrado Veremonte en su macroproyecto de juego, hoteles y comercio de lujo junto al parque temático de PortAventura. Según un comunicado emitido por la Generalitat, el descarte de esa solicitud se explica porque no se justifica que el ofertante tenga "solvencia técnica en materia de explotación de casinos de juego y apuestas" en los últimos cinco años. Veremonte nunca ha explotado ningún recinto del sector del juego.

Las solicitudes admitidas

Veremonte-Melco. Es la alianza original con la que tomó fuerza el proyecto de BCN World y es una de las elegidas para seguir en el concurso. El grupo asiático es el único dedicado al juego que ha comunicado formalmente su intención de participar en el proyecto de la Costa Dorada y garantiza 450 millones de euros al proyecto.

Veremonte-Hard Rock. El grupo estadounidense plantea crear en Tarragona su mayor resort en Europa.

Melco. El grupo asiático ha redoblado su interés en el proyecto e incluso pugna por una licencia en solitario. En el comunicado que hizo llegar a la Bolsa de Hong Kong advertía que no descartaba explotar más de un casino.

Grupo Peralada. El grupo catalán ha mantenido en silencio su oferta hasta el último momento. De momento ya explota tres casinos en Cataluña y uno de ellos en Tarragona.

Preguntado por este diario, el portavoz de Veremonte no aclaró si se recurrirá el concurso. En un comunicado, la compañía sí afirmó que hace "una valoración positiva" de la primera fase del concurso y aseguró que continuará trabajando con Caesars en el proyecto porque aporta "un gran valor añadido al desarrollo del proyecto". Fuentes de la Generalitat no descartaron que Caesars pueda participar en BCN World sumándose a alguna otra oferta, ya que si bien las condiciones impiden sustituir a ofertantes sí que permiten agregarse. En todo caso parece poco factible que rivales en el negocio del juego puedan aliarse en un proyecto conjunto.

Las otras dos solicitudes presentadas por el grupo de Enrique Bañuelos, una junto al grupo asiático Melco y otra con Hard Rock, sí fueron aceptadas. También pasaron el primer corte otra propuesta presentada por Melco a nivel individual y otra del catalán Grupo Peralada, que ya explota tres casinos en Cataluña.

El resultado anunciado ayer no supone que todos esos grupos tengan asegurada la concesión de una licencia. De momento, la Generalitat solo da por acreditado que los grupos interesados —y aceptados— tienen solvencia técnica y suficiente experiencia en la gestión de casinos. Asimismo, queda acreditado suficiente músculo financiero para realizar una inversión mínima de 300 millones de euros para construir cada resort previsto y que no pesan sobre ellos sanciones o antecedentes penales.

En la siguiente fase, que dependerá de la elaboración del Plan Director Urbanístico (PDU) que se inició formalmente el próximo 29 de julio, la Generalitat tendrá que valorar cada uno de los proyectos presentados para ver si acaba concediendo las cuatro solicitudes demandadas. Inicialmente, para acompasar la construcción del macrocomplejo a la capacidad de absorción del territorio, la Generalitat había previsto no iniciar más que dos resorts.

Más información