Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una patronal de salud demanda a Barnaclínic por competencia desleal

ACES acusa al Clínic de utilizar sus recursos públicos para realizar actividad privada en su brazo privado

Entrada del Hospital Clínic de Barcelona.
Entrada del Hospital Clínic de Barcelona.

La Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES), una de las patronales sanitarias, ha demandado al hospital Clínic, púbico y concertado con la Generalitat, y a su empresa privada, Barnaclínic, por “compentecia desleal”. La patronal acusa a ambas instituciones de utilizar los recursos públicos del Clínic para realizar actividad privada en Barnaclínic.

“Este modelo de gestión y de prestación de servicios sanitario colisiona y perjudica los intereses de las entidades sanitarias privadas que ACES representa”, manifestó ayer la patronal. La presidenta de la patronal, Cristina Contel subrayó ayer la “confusión” que generan ambas empresas entre los pacientes. “Barnaclínic nació en el 2000 y se presenta en su web como una institución centenaria. No solo se aprovecha de los recursos públicos del Clínic, sino también de la marca y del prestigio del hospital”, denunció. Para ACES, el hecho de que el centro concertado y su brazo privado compartan ubicación, domicilio, profesionales e instalaciones, puede “alterar” el circuito de los pacientes y las listas de espera.

La patronal advirtió que Barnaclínic y el Clínic “son el espejo en el que se miran los demás centros públicos” y, aseguró que, el hecho de emplear recursos públicos para realizar actividad privada ya no es único del Clínic. “El Sant Pau o el Sant Joan de Reus son otros dos ejemplos. Cierran plantas para pacientes públicos y las abren para atender a los pacientes que entran por la puerta privada”, apostilló Contel.

Culpa de los recortes


La presidenta de ACES aseguró que los recortes en la sanidad catalana “han acelerado” este sistema de gestión. “Con una mano te recortan y con la otra te dicen que tienes que ser rentable. Pero la pública no está destinada ni ética ni jurídicamente para tener beneficio”, denunció. La patronal solicitó “el cese inmediato de las actuaciones que se llevan a cabo en Barnaclínic con el apoyo del Clínic”, así como una “regulación transparente” de esta actividad. “Se está creando una sanidad a doble velocidad que atenta contra todos”, criticó Contel.

Tanto el Clínic como el Departamento de Salud declinaron valorar la demanda. La patronal, por su parte, recordó que el Salud nunca reconoció las puertas giratorias del Clínic, sino que “siempre negó la mayor”.

 

Fe de errores

En una versión anterior del texto, se nombraba a Sant Joan de Déu, cuando lo correcto era Sant Joan de Reus.