Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dietas pactadas y nunca cuestionadas

Los presuntos sobresueldos de la Federación de Municipios se fijaron en 2004 cuando Bustos asumió la presidencia

Bustos, tras dimitir en marzo como alcalde de Sabadell.
Bustos, tras dimitir en marzo como alcalde de Sabadell.

Se gestaron en petit comité, se pagaron a discreción sin que nadie las cuestionara y se eliminaron cuando cambió la ley. Las polémicas dietas fijas que durante casi una década pagó la Federación de Municipios de Cataluña (FMC) a decenas de alcaldes —que ahora están bajo la lupa de la justicia y que han supuesto la imputación de 40 ediles— se pactaron en 2004, año en que asumió la presidencia de la entidad Manuel Bustos, ex alcalde de Sabadell.

Fue en el transcurso de una reunión en la que estaban presentes cuatro alcaldes: Bustos, Lluís Tejedor (El Prat de Llobregat, ICV) —el único en activo—, Lluís Miquel Pérez (Reus, PSC) y Antonio Soy (Argentona, ERC).

Desde entonces, la entidad municipalista ha pagado dietas a los diferentes alcaldes que han pasado por sus órganos de gobierno. El fiscal Anticorrupcón Fernando Bermejo quiere que se investigue esta década de retribuciones.

De momento, lo que sí se ha analizado son los años 2011 y 2012, coincidiendo con el periodo investigado del caso Mercurio de corrupción urbanística en Sabadell. Precisamente fueron las escuchas policiales en el marco de esta operación las que revelaron prácticas sospechosas para los agentes. Según el atestado policial, durante esos dos años la Federación pagó hasta 300.000 euros brutos a 44 alcaldes de todos los colores públicos que formaron parte del Comité Ejecutivo de la entidad.

En base a la documentación requisada a la FMC, los Mossos aseguran que los pagos fijos mensuales se realizaban bajo diferentes conceptos como dietas de órganos de gobierno, dietas y desplazamientos o relaciones territoriales, entre otros.

Pero no todos los alcaldes percibían la misma transferencia. Destaca con diferencia la nómina de Bustos, de 1.989 euros brutos anuales durante la primera mitad de 2011. Le seguían sus vicepresidentes de mayor confianza (918 euros), entre los cuales había Tejedor y Pérez, participantes en aquella reunión de 2004.

El resto de ediles cobraban 255, 408 o 612 euros mensuales. Con las elecciones municipales se renovaron algunos miembros de la federación, pero se mantuvieron estos importes, excepto el de Bustos, que se redujo hasta los 1.457 euros.

40 ediles han sido imputados por los pagos investigados por la justicia

Esta distribución, junto al hecho que fueran cantidades fijas, lleva a los Mossos a considerar que se trataba de pagos “por el rango que ostentan en el organismo, lo que responde más a una escala salarial que a los desplazamientos a realizar”. Es decir, sobresueldos encubiertos y no dietas justificadas por sus tareas.

Las transferencias mensuales desparecen en noviembre de 2012 a raíz de la nueva Ley catalana de Asociaciones. Según la normativa, los puestos directivos de una asociación privada, como lo es la FMC, deben “ejercer su cargo de forma gratuita, sin perjuicio de que se les reembolsen los gastos debidamente justificados”. La FMC encargó un informe sobre la legalidad de sus dietas que se finalizó en febrero de 2014. Los alcaldes, e incluso el actual presidente Xavier Amor, no conocieron su existencia hasta hace unas semanas, cuando salió a la luz la investigación judicial sobre los presuntos sobresueldos.

La transferencia

del exalcalde de Sabadell era la más elevada

“Nada hacía pensar que la forma de percibirlas no era correcta”, aseguró el viernes la Federación en un comunicado. Los alcaldes admiten que nunca se plantearon su legalidad porque confiaban en que la entidad gestionaba bien estos pagos. También les tranquilizaba el hecho de que se les retenía el IRPF en las dietas y anualmente las declaraban a Hacienda.

Los ediles achacan todo el problema de las dietas a un “error administrativo” y culpan de todo directamente a Bustos y a su secretario general Adolfo Moreno, que entró de la mano del exalcalde de Sabadell en 2004. Ambos están imputados en el caso Mercurio. La polémica ha acabado con la carrera de ambos: hace unos días Moreno fue destituido de la FMC y Bustos cesó de sus cargos como concejal en Sabadell y en la Diputación y dejó completamente la política.

Más información