Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los lugares de Iván Ferreiro

Con amigos da igual el sitio

El cantante elige las salas de música que lo hacen sentir como en casa y los restaurantes caseros de su barrio, Chueca

El cantante Iván Ferreiro. Ampliar foto
El cantante Iván Ferreiro.

1. Los amigos. Es mi primera parada. Lo primero que visito cuando llego a Madrid. Disfrutar con ellos sin importar donde de una caña, de un paseo o de una charla es lo mejor que hay. Esta ciudad gana mucho si los tienes. Quedando con mis amigos es cuando realmente he descubierto lugares y rincones que hoy en día frecuento habitualmente

2. Sala Siroco. Es un sitio mítico de la capital, al menos para mí. Un lugar que siempre se ha dedicado a impulsar y fomentar la música en directo y que, con los años, no ha perdido su esencia (San Dimas, 5).

Melodías para el alma

Iván Ferreiro (Nigrán, 1970) se tomó las cosas con calma cuando su grupo, Los Piratas, se disolvió en 2003. Decidió que la música mandara y que las canciones fluyeran, tomando su propio camino. Sin prisa. Desde entonces ha publicado seis discos.

3. Los mercados y las calles de Madrid. En esta ciudad hay mercados maravillosos donde se compra comida muy rica y de calidad. El Mercado de San Antón es el que más conozco (y frecuento) porque lo tengo cerca de casa. Es muy bonito y la pescadería es espectacular (Augusto Figueroa, 24). Pero no puedo dejar de mencionar sus calles. Las zonas de Chueca o Malasaña son sitios fantásticos para pasear o hacer compras. Madrid es una ciudad que se camina. </MC><FG>

4. Restaurante 80 grados. Sirven platos pequeños que se comen como tapitas y que están muy buenas. Recomiendo el huevo con patatas, que lo hacen muy rico, un tartar delicioso y los fingers de pollo… ¡Riquísimos! Es uno de los restaurantes a los que me gusta acercarme cuando estoy por la ciudad (Manuela Malasaña, 10 y Mirallos, 4).

5. Taberna El Comunista. Está en mi barrio, Chueca. Me encanta el menú del día, sobre todo, cuando tienen en la carta hígado encebollado. Me llevó mi chica por primera vez y vuelvo cada vez que puedo (Augusto Figueroa, 35).


6. Restaurante Zara.
Es cubano. Sirven comida deliciosa, pero yo, personalmente, me quedo con la ropa vieja y los cócteles que hacen. Como El Comunista, fue mi chica la que me lo descubrió… y, desde luego, no me decepcionó (Barbieri, 8).

7. Museo del Romanticismo.
Tiene una terraza muy bonita en un patio que es perfecto para desayunar, merendar, tomar un café, un té o una tarta. Un refugio en medio de la ciudad (San Mateo, 13).

8. Coctelería Santa María.
La conocí por medio de mi amigo Santalla, que es fotógrafo y vive cerca. Cuando quiero charlar tranquilamente tomándome una copa, sin prisa, lo elijo sin pensarlo. Tienen unos cócteles deliciosos y, lo más importante, el ambiente es bueno y muy agradable (Ballesta, 6).

9. Filmoteca Nacional.
Hay que ir de vez en cuando a disfrutar del buen cine. Te encuentras con películas muy distintas y con ciclos muy interesantes. Lo mismo te ponen una película hindú de los años sesenta que un film de lo más actual. La última vez que estuve fue hace tres o cuatro meses. Tendré que repetir pronto… (Calle de la Magdalena, 10).

10. Costello Club.
Este local adopta a los músicos, nos acoge y nos hace sentir bien. Además, te puedes encontrar a cualquier banda y charlar con ellos. Quizás sea porque hay conciertos todos los días de la semana. Creo que todos pasamos en algún momento por ahí a tocar. Y con razón. Es un sitio fantástico (Calle del Caballero de Gracia, 10).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram