_
_
_
_

Los empresarios rechazan la secesión unilateral catalana

Los ejecutivos hacen un llamamiento “casi desesperado” al diálogo entre Mas y Rajoy

Lluís Pellicer

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Joaquim Gay de Montellá, presidente de Fomento del Trabajo, en febrero de 2013.
Joaquim Gay de Montellá, presidente de Fomento del Trabajo, en febrero de 2013.MASSIMILIANO MINOCRI

A las puertas de la reunión entre Mariano Rajoy y Artur Mas, los grandes empresarios catalanes hacen un “llamamiento casi desesperado” para hallar una salida pactada al proceso soberanista. Así lo recoge un informe de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC) elaborado con encuestas a presidentes y consejeros delegados de grandes corporaciones catalanas. Estos, según el estudio, rechazan definirse sobre el proceso que puso en marcha el Parlamento catalán, pero sí están “preocupados”. Es más, PwC recoge que ni están dispuestos a “una separación unilateral del Estado” por parte de Cataluña ni a una eventual salida de la UE, ni siquiera como “hipótesis de trabajo”.

 El informe, que la consultora entregó ayer al presidente de la Generalitat, Artur Mas, esboza la visión de un grupo de ejecutivos sobre el empleo, las finanzas, las infraestructuras o el turismo. Otro de esos apartados es el político. “En ningún caso pretendemos calentar el proceso con este informe, sino todo lo contrario”, matizó el director de PwC en Cataluña, Xavier Brossa. Los empresarios sostienen que el debate soberanista de momento no les ha perjudicado, aunque “bastantes de los encuestados” sí admiten que “las relaciones económicas con el resto de España sí han empezado a verse afectadas”. “De manera insistente piden que se sienten a hablar antes de que se llegue al enfrentamiento”, afirmó Brossa.

La mayoría de ejecutivos tampoco ha elaborado planes de contingencia porque confían en que “tarde o temprano” habrá “diálogo entre las partes” y se alcanzará una “solución acordada y no traumática”. Aun así, algún empresario confiesa que contempla que la comunidad pueda independizarse, ante lo que se prevé incluso “el traslado de actividad fuera de Cataluña”. Esta idea, señala el informe, es “claramente minoritaria”.

Los directivos no quieren que la salida de la UE se plantee “ni como hipótesis”

En una extensa intervención en la que repasó todos los asuntos del informe, Mas respondió durante a presentación del estudio que por fin se retomará el diálogo con Mariano Rajoy, si bien consideró que ahora cabe esperar “al contenido” de las conversaciones. “Tratamos de canalizar lo mejor posible lo que se determinó en las urnas”, sostuvo el presidente en referencia a la mayoría soberanista del Parlamento catalán. Mas también instó a Rajoy a adoptar una “actitud valiente” y “asumir riesgos”. “Nosotros lo hacemos. El otro lado también debe asumirlos, si no es difícil llegar a un entendimiento”, afirmó.

El asunto clave es el encaje de Cataluña en la UE. De “desastre”, “drama" o “catástrofe” hablan los ejecutivos cuando definen una eventual exclusión de la UE. En cuanto a las soluciones, la mayoría, el 31,1%, aboga por un acuerdo entre gobiernos, el 26,7% cree que debe convocarse la consulta, el 22,2% opina que la salida debe pasar por “reforzar la financiación autonómica y “otras cuestiones” planteadas por el Ejecutivo catalán, el 15,6% plantea una reforma de la Constitución y solo el 4,4% apuesta por la independencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Entre quienes han participado en la encuesta están el presidente de Agbar, Ángel Simón; el de Freixenet, Josep Lluís Bonet; de Miquel y Costas, Jordi Mercader; de Abertis, Salvador Alemany; el consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola, o el de Almirall, Eduardo Sanchiz.

Sobre la firma

Lluís Pellicer
Es jefe de sección de Nacional de EL PAÍS. Antes fue jefe de Economía, corresponsal en Bruselas y redactor en Barcelona. Ha cubierto la crisis inmobiliaria de 2008, las reuniones del BCE y las cumbres del FMI. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_