Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos de Zahara se oponen a un hotel junto a su histórica muralla

El PGOU contempla un uso turístico para una parcela vacía frente a la playa

Una vista de la parcela donde está contemplada la construcción. Ampliar foto
Una vista de la parcela donde está contemplada la construcción.

Sobre el papel, Zahara de los Atunes (Barbate, Cádiz) tiene un nuevo hotel. De momento se llama Z1. Es el nombre con el que el Ayuntamiento barbateño denomina a la parcela donde se ha dibujado un edificio hotelero de 30 habitaciones y dos plantas frente a la playa. Pero a ese papel, la tercera revisión que sufre este plan urbanístico, le han salido opositores. Vecinos de la comunidad Muralla del Palacio, el bloque posterior al hotel planteado, alertan del impacto visual y del daño al perímetro del edificio histórico. El gobierno municipal, del PSOE, no entiende la polémica mientras aguarda que sus muchas parcelas hoteleras dibujadas en su plan general tengan alguna vez actividad.

Los vecinos descubrieron el polémico destino de la parcela casi de casualidad. "Consultamos el plan general para revisar un tema que teníamos pendiente de aparcamientos y fue cuando descubrimos que el uso de la parcela había sido modificado", relata Cecilia Alarcón, una de las vecinas afectadas. La unidad urbanística en cuestión, la parcela Z1 en la calle Albacora, quedaba libre de edificación en la primera revisión de 2008. También en la segunda. Pero en la tercera sí se contemplaba un uso hotelero y residencial. "Nos llamó la atención porque supone romper el acceso natural e histórico de nuestra urbanización a la playa", explica Alarcón. El cambio de uso, dicen los vecinos, ha venido aprobado coincidiendo con un acuerdo entre los propietarios de esa parcela, parientes entre ellos.

“No hay inversores y

Barbate necesita nuevos

hoteles”,  dice el alcalde

"Lo que nos tememos es que haya podido haber algún tipo de presión para el Ayuntamiento". El alcalde, el socialista Rafael Quirós, niega la mayor. Recuerda que esa parcela no ha sido recalificada. A pesar de su proximidad a la muralla histórica de la ciudad, la finca ha sido todos estos años urbana. "Simplemente le damos un uso ahora para posibilitar la construcción de un hotel y de apartamentos".

De momento, al Ayuntamiento no ha llegado ningún proyecto. "Cuando llegue, si cumple las condiciones técnicas que establece el plan general y si obtiene permiso de Cultura y demás administraciones, tramitaremos la licencia. No hacerlo sería prevaricar", sostiene el alcalde. "La muralla no es impedimento para construir porque entonces en Zahara no se podría construir nada", dice Quirós, quien cree que los vecinos que rechazan el proyecto, más que defender el edificio histórico, luchan por no perder su primera línea de playa y sus vistas al mar.

Los inquilinos de la urbanización contigua al proyecto hotelero se empezaron a mover desde que descubrieron el cambio en el PGOU. Alegaron ante el Ayuntamiento y reclamaron el expediente urbanístico para conocer quién había solicitado ese cambio de uso no contemplado en las anteriores dos aprobaciones provisionales del documento. "Consideramos absolutamente injustificada la ubicación de la parcela de uso hotelero que sólo obedece a criterios rentabilizadores y especuladores de la propiedad del suelo y no a la coherencia, racionalidad y congruencia que inspiran y rigen el ejercicio de la potestad planificadora en materia tan sensible como es la costa y la playa de Zahara de los Atunes", rezaba el escrito presentado ante el Consistorio.No obtuvo respuesta, lo que llevó al colectivo vecinal a moverse entre más administraciones como la Consejería de Cultura y la de Fomento y Vivienda.

El Defensor del Pueblo

ha admitido a trámite

una queja de los vecinos

A pesar de lo que opina el alcalde, los vecinos sostienen que su principal inquietud, al margen de mantener la privilegiada situación de su urbanización, sí es defender la muralla histórica de Zahara, protectora de una fortaleza declarada Bien de Interés Cultural por un decreto de 2004. "La delimitación del entorno se ha realizado (...) con el objetivo de favorecer que pueda seguir manteniendo la presencia urbana que ha tenido desde su origen como edificio aislado", refleja ese documento. "Levantar ahora un edificio justo al lado de la muralla sería atentar contra el patrimonio histórico de Andalucía", resuelve Cecilia Alarcón.

La negativa, según los vecinos, del Ayuntamiento barbateño a mostrarles el expediente de la parcela y su nuevo uso llevó a presentar una queja ante el Defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, quien esta semana pasada les anunciaba que ha sido admitida a trámite. "Creo que el hotel no se hará gracias a que nos hemos dado cuenta pero todo se había hecho para que pasara desapercibido y ocurriera como en El Algarrobico, que cuando se levantó ya era demasiado tarde", asegura Alarcón.

El alcalde de Barbate también duda de la llegada de ese hotel. De ese y del resto que espera la localidad que dirige. "Antes alguien llegaba con unos planos y podía empezar a construir. Ahora lo primero es que vengan con dinero para que se pueda, cuanto menos, empezar. Y eso es lo que no hay. No hay inversores y Barbate necesita nuevos hoteles". Este polémico proyecto de Zahara necesita de la aprobación definitiva del plan general, para la que, en las previsiones más optimistas, faltan algunos meses. Pero el anterior documento, aún en vigor, sí permite ya usos turísticos en la localidad en parcelas que siguen sin uso por la crisis. Allí donde ni siquiera hay una muralla para ponerle pegas a los hoteles.