Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo abre la puerta a reclamar daños a la aseguradora del ‘Prestige’

Pide citar a la sociedad para resolver los recursos que le exigen responsabilidades

Nuevo sobresalto en la tortuosa e interminable causa judicial del Prestige. El Tribunal Supremo quiere que se cite e invite, de nuevo, a participar, para defenderse, a la aseguradora británica del viejo petrolero. Al pedir que se le notifique la sentencia absolutoria de la Audiencia de A Coruña, el alto tribunal pretende que pueda personarse y abre así la puerta a atender las reclamaciones de responsabilidad en la catástrofe presentadas contra The London Steam-Ship Owners' Mutual. Es la única sociedad solvente del escuridizo entramado empresarial del barco con bandera de Bahamas, armador griego y fletado por una ya desaparecida compañía suiza. Y para buena parte de las acusaciones, entre ellas el fiscal y los Estados español y francés, es la firma que debería asumir, al menos en parte y como responsable civil directa, la multimillonaria factura de la marea negra que en 2002 tiñó de fuel 1.600 kilómetros de costa.

La aseguradora estuvo ausente, al menos formalmente, en 11 años de proceso judicial ya que nunca se personó, por mucho que depositara en nombre del dueño liberiano del barco, a los dos días de su accidente, una fianza de 22,77 millones en el juzgado de Corcubión. O que pagara los tres millones reclamados al capitán y único condenado, Apostolos Mangouras, por salir de la cárcel en la que estuvo tres meses tras ocurrir el desastre.

Pero el tribunal coruñés consideró que la única pena impuesta en su sentencia de 2013, la de nueve meses de cárcel al marino por un delito de desobediencia grave a las autoridades españolas, no conllevaba responsabilidad en la catástrofe. Y liberó de cualquier carga a la aseguradora londinense, que también lleva más de una década sufragando los costosos gastos de defensa del capitán y la propietaria del barco.

El Supremo enmienda ahora de alguna manera esa resolución. El alto tribunal, que empezó a tramitar la veintena de recursos contra la sentencia absolutoria del Prestige dictada el año pasado, quiere que la firma sea citada y pueda personarse para defenderse. Un trámite que viene a respaldar la tesis de la Fiscalía, que con su recurso, espera lograr revocar la absolución de Mangouras para, por esa vía, lograr que pague la factura la aseguradora. Una firma que junto a la naviera y la armadora se confabularon desde el principio, acusó el fiscal durante el juicio, “con estrategias perfectamente planificadas”, para eludir responsabilidades patrimoniales y sufragar los daños del desastre.

Más información