Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Climent alerta de la “evidente saturación” de la actual sede de Medicina

Las obras de emergencia iniciadas por la Jaume I no estarán listas para el inicio del curso

Módulo de la futura Facultad de ciencias de la Salud de la Universitat Jaume I de Castellón.
Módulo de la futura Facultad de ciencias de la Salud de la Universitat Jaume I de Castellón.

Los estudios de Medicina de la universidad Jaume I de Castellón afrontan su cuarto año de implantación con una situación realmente incómoda para el rector, Vicent Climent, tal y como él mismo reconoció ayer. 2014 debía ser el año en el que tenía que abrir sus puertas la facultad de Ciencias de la Salud, pero las obras apenas han comenzado y el rector aseguró que la sede provisional en la que estudian los alumnos matriculados en estos cursos está “evidentemente saturada”.

La construcción de esta facultad es el objetivo prioritario del nuevo mandato del rector, quien recordó que es una necesidad irrenunciable que esté acabada en esta legislatura. “No tenerla sería un engaño de la Generalitat”, dijo recientemente.

El problema se verá agravado al inicio de curso con la entrada de 140 nuevos estudiantes y porque el módulo que la universidad empezó a construir de urgencia el pasado año no estará listo para entonces. Según Climent, las obras no acabarán hasta finales de año. La Jaume I tuvo que reestructurar sus planes debido al impago de la Generalitat del dinero comprometido para la sede de Medicina y Enfermería e inició la construcción de un “modesto” módulo para no perder los tres millones que el Consell había presupuestado y que eran insuficientes para abordar la primera fase de las obras. Este módulo no acogerá aulas, sino despachos y laboratorios.

Al colapso se suma la imposibilidad de realizar contrataciones del profesorado que necesita la implantación de estos estudios implantados en el curso 2011/2012. “Por las exigencias del Ministerio de Hacienda no podemos contratar al profesorado funcionarial que necesitamos, y eso es un grave problema”, afirmó el rector.

Vicent Climent manifestó ayer que está en una “situación incómoda” porque “los alumnos están pagando sus tasas, de las más caras” y no disponen ni de las aulas ni del profesorado que deberían.

El consejero de Sanidad, Manuel Llombart, estuvo ayer con el rector para la firma de un convenio para la realización de un posgrado. Preguntado sobre si creía que esta situación era óptima para los estudiantes de Medicina y Enfermería afirmó: “Estamos trabajando para que la situación sea la óptima y los estudiantes tengan sus recursos”.