Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento vasco pide la libertad de Iparragirre, preso de ETA enfermo

El PSE acusa al alcalde de Lasarte-Oria de defender a los verdugos en lugar de a las víctimas

Vitoria / San Sebastián

El Parlamento vasco ha pedido este miércoles a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias la "inmediata puesta en libertad" del preso etarra enfermo Ibon Iparragirre, así como del resto de reclusos de ETA con enfermedades graves e incurables. EH Bildu y PNV han sumado sus votos en la comisión de Derechos Humanos de la Cámara vasca para sacar adelante una proposición no de ley presentada por la coalición soberanista, que ha contado con la abstención del PSE y el voto en contra del PP.

El único parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, no estaba en la comisión a pesar de que había presentado una enmienda a la totalidad.

Por otra parte, la defensa de los presos de ETA enfermos ha provocado que los socialistas acusen al alcalde de Lasarte-Oria,  Pablo Barrio (Bildu) de defender a los "verdugos" de ETA en lugar de a las víctimas.

La proposición aprobada en el Parlamento  pide a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias que tenga en cuenta el "grave estado de salud" de Iparragirre y que, "en cumplimiento de la legalidad vigente", le ponga en libertad, una solicitud extensible al resto de presos etarras con enfermedades graves e incurables. Además, la Cámara de Vitoria reitera su "compromiso inequívoco con la defensa de los derechos humanos que asisten a todas las personas, incluidas las que hallan en prisión".

Iparragirre fue excarcelado en 2011 por enfermedad grave pero volvió a prisión en marzo de este año después de que la Audiencia Nacional ordenara su detención para cumplir una condena pendiente de 299 años por la explosión de un coche-bomba en Ondarroa (Bizkaia) en septiembre de 2008. Durante el debate, el parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga ha opinado que la situación de este preso es una muestra de la "sed de venganza" del Gobierno central y ha recordado que no se está pidiendo una "medida de gracia" sino que se respeten los derechos de los presos.

La proposición de EH Bildu se aprueba con el apoyo del PNV y la abstención del PSE-EE

La parlamentaria del PNV Maribel Vaquero ha emplazado también a que no se utilice la legislación penitenciaria como un instrumento de "venganza" y ha recordado que no hace falta cambiar la ley para atender este tipo de situaciones porque la normativa posibilita la libertad condicional para enfermos graves o incurables, como, según ha dicho, es el caso de Iparragirre.

Rodolfo Ares (PSE) ha insistido en que la gravedad de un preso enfermo corresponde ser determinada por los médicos y en última instancia al juez y ha recordado que su partido ha defendido siempre una política penitenciaria "flexible" y "dinámica" que tenga por objeto la reinserción pero siempre respetando la legalidad vigente. El parlamentario del PP Carmelo Barrio ha indicado que corresponde a Instituciones Penitenciarias aplicar la ley y ha calificado de "ejemplar" el sistema penitenciario español. "Venganza no, justicia y aplicación de la ley", ha zanjado.

 Mientras, en Lasarte el portavoz socialista en el Ayuntamiento, Jesús Zaballos, ha acusado al alcalde de defender a los "verdugos" de ETA en lugar de a las víctimas en una nota en la que lamenta que el primer edil  haya utilizado el cargo que ocupa para, en una rueda de prensa, solicitar la libertad de dos presos de ETA supuestamente enfermos graves como Ibón Fernández Iradi, Susper, y Garikoitz Arruarte Santa Cruz, vecinos de Lasarte-Oria y Hernani respectivamente.

"Los lasarteoriatarras no nos merecemos tener un alcalde que defienda a los verdugos, mientras se olvida de las víctimas del terrorismo", señaló Zaballos, quien también criticó que Barrios animara a la ciudadanía a participar en una movilización a favor de los presos de ETA en las fiestas patronales de San Pedro.