miquel iceta | candidato a primer secretario del PSC

“Quiero votar una reforma de la Constitución, porque soy federalista”

Miquel Iceta tiene todos los números para ser el relevo de Pere Navarro al frente del PSC

Miquel Iceta, el pasado viernes en Barcelona.
Miquel Iceta, el pasado viernes en Barcelona.Joan Sànchez

Miquel Iceta (Barcelona, 1960) tiene todos los números para ser el relevo de Pere Navarro al frente del PSC, a la espera de que voten los militantes el 13 de julio, el mismo día que se elegirá también al secretario general del PSOE, el partido hermano.

Pregunta. ¿Tiene credibilidad para liderar el PSC alguien que ya estaba en la fontanería de La Moncloa en 1991?

Respuesta. Si puede hacerlo otro, que se presente, pero creo que soy el mejor. Ya se han descartado diferentes dirigentes, y yo me rebelo contra ese vacío.

P. ¿Los que auparon a Navarro le han dejado solo?

R. Puede dar esa sensación. Navarro no ha tenido en los últimos tiempos el apoyo suficiente para seguir por muchos motivos: desgaste personal, algún error y los miedos y las prisas de un momento político muy complicado.

P. ¿Van a serle leales los que no lo fueron con él?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Navarro no tuvo los necesarios para seguir. Yo le fui leal de principio a fin del mandato”

R. No lo sé. Yo no pido lealtad a mí, sino al PSC, a los militantes, a los electores y a los ciudadanos. Aun pretendiendo ocupar en el congreso de 2011 el sitio que ocupó Navarro, le he sido leal desde el primer momento hasta el último. En el PSC ha habido mucho yo, yo y poco nosotros. Yo soy del nosotros.

P. ¿Qué idea tiene para renovar el partido?

R. Revisar el proyecto político, porque la gente nos asocia con la justicia social, pero en los últimos tiempos hemos perdido la conexión más sentimental con el catalanismo. Los ciudadanos no se creen que el PSC propone lo que propone en defensa de Cataluña, sino que lo hace porque está supeditado al PSOE.

P. Usted tiene fama de componedor. Se atribuye a Alfredo Pérez Rubalcaba la frase: “Esto no lo arregla ni Miquel Iceta”.

R. Doy fe. Lo dijo en un comité federal hablando del derecho a decidir y me puse rojo.

P. ¿Qué les ha prometido a los críticos para que la mayor parte no se escindan del PSC?

R. Nada. Les he dicho lo que creo que hay que hacer y cómo hacerlo en los meses tan complicados que vienen, con la consulta, las municipales y unas primarias para elegir candidato a la Generalitat y preparar un congreso ordinario decisivo para el partido. Les he invitado a hacer un esfuerzo titánico de reconstrucción del PSC. Les he dicho: sin todos no puedo; con todos los que quieran voy a intentarlo.

P. ¿Qué va a hacer para que se deje de identificar al PSC con el PP y Ciutadans en la cuestión soberanista?

Hemos perdido la conexión más sentimental con el catalanismo"

R. La gente ha de entender que el PSC no es lo mismo que PP y Ciutadans. Nosotros apoyamos la ley de consultas y ellos votarán en contra. Pero también decimos que una ley que sea constitucional no puede amparar el disparate que han acordado algunos partidos.

P. Por tanto, mantiene el rechazo del PSC a la consulta del 9 de noviembre, pero la defiende si es legal y acordada.

R. Si no es legal ni acordada no sirve para nada. Al PSC no le gusta perder el tiempo. Hace dos meses, en el Véneto hicieron una consulta, se declararon independientes y ahí están.

P. ¿Cómo puede ser legal y acordada si los dos partidos mayoritarios en España rechazan ese escenario?.

R. Hay que convencerles de que no hay otra salida. Yo ya sé que hay gente en el PSOE que a veces no acaba de entendernos. Los catalanes votaron un Estatuto en las urnas que fue alterado por una sentencia. ¿Nadie ve que eso es una anomalía democrática, que la única manera de subsanarla es que los catalanes vuelvan a votar? Podemos discutir si hay que votar otro Estatuto, una reforma constitucional o una consulta específica.

P. ¿Usted qué quiere votar?

R. Una reforma de la Constitución, porque soy federalista.

P. Eso implica que todos los españoles decidan el futuro de Cataluña.

Si el PSOE nos hubiera hecho caso antes, las cosas no se habrían complicado tanto"

R. Sí, y los catalanes también. Imagínese que hacemos una reforma constitucional que no gusta a la mayoría de los catalanes. ¿Usted cree que celebraríamos el referéndum y que no se produciría un efecto político brutal? ¿Esa consulta sustituiría plenamente a la que algunos piden? No. Las comunidades autónomas han de tener la capacidad de convocar referendos. Lo hemos dicho en un seminario de la Fundación Rafel Campalans que yo coordiné.

P. Y que molestó al PSOE.

R. Sí, pero yo los veo ahora menos enfadados. Han entendido lo que pasa aquí y que hay un problema muy serio que no se arreglará negando su existencia, mirando hacia otro lado o no moviéndose.

P. ¿Llegó tarde la Declaración de Granada?

R. Si nos hubieran hecho caso antes, probablemente las cosas no se hubieran complicado tanto. Yo veo al PSOE menos reticente que ayer y espero que mucho menos que mañana. Mucha gente tiende a desmerecer el acuerdo de Granada, y yo la invito a leer el documento largo y verán que hay mimbre para hacer un buen cesto. Que miren un poco más el escudo de España y verán cómo se ha ido construyendo a través de los siglos. Hay naciones dentro de España, culturas, lenguas, y eso requiere un tratamiento jurídico-político. Yo creo que el federalismo nos proporciona instrumentos para darle respuesta. Veámoslo, discutámoslo. Lo que me saca de quicio es que haya quien niegue el problema y la solución.

P. Eso es lo que parece que ocurre con Mariano Rajoy y Artur Mas, instalados en el inmovilismo.

P. Creo que todavía hay margen, aunque es verdad que se está acabando el tiempo de Mas y de Rajoy, y ahí es donde tenemos que apretarles. Primero a Rajoy, que, como supongo que conocía el discurso del Rey, podría haber ido mucho más lejos, pero por lo menos que él haga el mismo discurso. Seguramente, para arreglarlo se tendrían que ir los dos, porque su tiempo se acaba. No sé ver en nada de lo que hacen el mínimo esfuerzo por escuchar, hablar y acordar. Eso no tiene perdón en representantes de los ciudadanos, elegidos democráticamente, actuando frente a un problema tan serio como el que estamos viviendo

P. Tampoco parece que sea una prioridad para el PSOE.

No es bueno que un militante del PSC aspire a ser el líder del PSOE"

R. A Navarro le debemos haber llevado al PSOE hacia una reforma de la Constitución que haga de España un Estado federal. Todo lo demás es postureo. Y estoy harto de eso, de las tonterías, de las celadas parlamentarias, de las mociones que solo están dirigidas a poner una zancadilla al adversario. Que expliquen en Cataluña por qué se crea una comisión de estudio del derecho a decidir, y la fecha y la pregunta de la consulta se deciden en el despacho del presidente de la Generalitat. El PSC está dispuesto a hablar de todo, pero no a subirse a un autobús en marcha que va camino del despeñadero.

P. Todo indica ser que el PSC no va a repetir en las primarias del PSOE el error del congreso de Sevilla, en el que apostó abrumadoramente por Carme Chacón.

R. No es bueno que un militante del PSC aspire a ser el secretario general del PSOE, porque somos dos partidos distintos y con una relación federal. También me parece muy raro que el PSC pueda opinar de todo lo que hace el PSOE, pero el PSOE no pueda opinar de lo que hace el PSC. Nos conviene mantener alguna distancia y me parece muy bien que no haya nadie del PSC que se postule para dirigir el PSOE. Otra cosa es que un militante del PSC aspire a ser el candidato socialista a La Moncloa. En eso estoy de acuerdo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS