Sanidade paga 0,44 euros por las tarjetas que cobra a 10

El Sergas presume que el desembolso impuesto a los ciudadanos ha logrado reducir las solicitudes un 57%

Los gallegos que desde 2012 solicitan al Sergas una nueva tarjeta sanitaria porque la extravían, se la roban o se rompe deben abonar 10 euros, aunque, según revela el grupo parlamentario de AGE, la Xunta le paga a la empresa que le suministra estas identificaciones solo 0,44 euros por unidad. El secretario general técnico de la Consellería de Sanidade, Antonio Fernández-Campa, evitó ayer desvelar en una comisión parlamentaria cuánto dinero ingresa el Sergas por este motivo y presumió que el desembolso impuesto a los ciudadanos ha logrado reducir las solicitudes de tarjetas nuevas un 57%.

Fernández-Campa aseguró que el objetivo del cobro “no es económico”, sino que pretendía reducir “las casi 9.000 tarjetas” que mensualmente se requerían y comparó los 10 euros de la tarjeta del Sergas con las tasas de expedición de otros documentos públicos. El responsable de Sanidade esgrimió que además del “plástico, la estampación y la emisión” el paciente debe pagar por el personal que se dedica a la tramitación de la identificación “y no a otras” tareas: “Ese tiempo también hay que tenerlo en cuenta”. “Pero es que el personal que las tramita pertenece a la función pública”, replicó la diputada de AGE Eva Solla.

La parlamentaria censuró que la Xunta cobre 10 euros por una tarjeta sanitaria que le cuesta 44 céntimos y acusó a Sanidade de “hacer negocio”. “La sanidad es un derecho universal y gratuito en el momento de la prestación”, argumentó Solla, “y si necesito una tarjeta porque la perdí, no debería pagarla, para eso pagamos impuestos”. AGE cree que “solamente razones economicistas pueden explicar semejante desfase” entre lo que pagan los ciudadanos y el coste para la sanidad pública.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50