Sanidad Pública gallega

El hospital de A Coruña sextuplica el espacio de Urgencias sin más personal

El Sergas ignora el dictamen del Consello de Contas sobre la falta de plantilla “Vamos a tener la misma actividad que hasta ahora”, alega la dirección del centro hospitalario

En una nueva jornada de protestas del personal sanitario de los hospitales públicos de Galicia contra el cierre programado durante el verano de 1.200 camas y múltiples quirófanos, el Complejo Hospitalario de A Coruña, del que dependen 550.000 personas, estrenó ayer una muy esperada reforma de su área de Urgencias. El servicio, aquejado de continuos “picos de colapso” que elevan hasta más de 24 horas el tiempo medio de espera para ingresar a pacientes que lo necesitan, gana en espacio, al multiplicarse por seis su superficie (pasa a 3.840 metros cuadrados), así como en alta tecnología y en reorganización. Pero no en personal. Se mantendrá en 245 profesionales la plantilla de Urgencias pese a su insuficiencia reiteradamente denunciada y a que la propia dirección del hospital coruñés prevé que las nuevas instalaciones tengan “un efecto llamada que puede producir un incremento inicial” de la afluencia de pacientes.

El propio Consello de Contas, en un informe de 2012 sobre el servicio coruñés de Urgencias, atribuía al “importante déficit” de recursos humanos, principalmente médicos, una de las primeras causas de la continua saturación del servicio. “Hay un exceso de contratación temporal, y se recurre de forma excesiva y desproporcionada a pagar horas extras en vez de contratar”, lo que contribuye a disparar el caos en un área que atiende a 150.000 personas cada año, alertó el órgano fiscalizador de Galicia.

Más información

La junta de personal del hospital, así como organizaciones de médicos y enfermeros, también criticaron ayer, por “electoralista y precipitada” la apertura de las nuevas Urgencias de A Coruña. “Las nuevas instalaciones son evidentemente positivas porque es una necesidad imperiosa”, afirmó la presidenta de la junta de personal, María Seijo. Pero mucho se teme, alertó, que el hecho de sextuplicar el espacio sin incrementar el personal sanitario tan sólo hará que “haya más sitio para más camillas” y desaparezcan quizás las frecuentes escenas de hacinamiento de enfermos en pasillos. Pero no se reducirán los tiempos de espera, de los más elevados de Galicia, opinó Seijo.

Pero la dirección del centro descarta contratar más profesionales por el momento. “Si vemos que es necesario, lo haremos pero en principio vamos a tener la misma actividad que hasta ahora”, arguyó el director médico, Ramón Ares, en declaraciones a Radio Coruña Cadena SER. Considera suficiente la actual plantilla para atender un servicio que, tras tres años de obras y un gasto de ocho millones de euros, duplicó los boxes para primera atención (24), los sillones para pacientes (50) o incrementó en 14 las camas para enfermos en observación o la espera de pruebas clínicas. Ares confía en que la reorganización del servicio que también se puso en marcha ayer ayudará a mejorar la calidad de la atención. Urgencias tendrá un sistema de clasificación de enfermos en función de su gravedad, tal y como recomendaba crear el Consello de Contas, así como una sala específica de espera para los pacientes que solo requieran una asistencia mínima. No obstante, aún sigue pendiente la lista de “deficiencias estructurales, de diseño y de dotación” que los profesionales del hospital presentaron hace un par de semanas a la dirección. Como por ejemplo, el hecho de que solo se preveía un baño para 50 pacientes en una de las zonas de Urgencias.

La falta de personal y el hecho de que ya no se hagan contratos de sustitución en verano también está en el corazón de las protestas que ayer, convocadas por todos los sindicatos, protagonizaron centenares de médicos, enfermeros y demás personal sanitario a las puertas de los hospitales de Vigo, A Coruña, Ferrol, Ourense, Lugo, Pontevedra y los centros comarcales de Burela y O Barco de Valdeorras. Tumbados en el suelo, los profesionales protestan contra el cierre “importante de quirófanos y camas”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50