Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chamberí se queda sin su única pista de baloncesto al aire libre

El club del distrito teme desaparecer si no llega a un acuerdo con la Comunidad

Trabajos de desmontaje de la cancha de baloncesto, la semana pasada. Ampliar foto
Trabajos de desmontaje de la cancha de baloncesto, la semana pasada.

Los más de 150.000 vecinos de Chamberí ya no tienen un espacio en el que practicar baloncesto al aire libre dentro de su barrio. La Comunidad ha decidido reconvertir la única cancha exterior que existía en una pista de pádel, un deporte, aseguran, más demandado en el barrio. Los afectados lamentan la decisión del Instituto Madrileño del Deporte (IMDER) que deja a los vecinos sin la zona de recreo y al Club de Baloncesto Chamberí sin un espacio en el que ejercer su trabajo.

En junio del año pasado el equipo de baloncesto del distrito, con unos 90 socios, se encontró con trabas para reservar las instalaciones exteriores polideportivas del Canal de Isabel II que llevaba utilizando cuatro años. La explicación que le dieron a su director, David Avilés, fue la posible demolición de la cancha durante la siguiente temporada. Ante la amenaza de perder su área de trabajo, crearon un movimiento vecinal para impedir su destrucción: Salvemos Canal. Sus intenciones han servido de poco, la cancha está siendo desbaratada estos días.

El espacio será usado como pista de pádel, un deporte con más demanda

El club intentó en numerosas ocasiones conocer el plan de la Comunidad, pero Avilés denuncia que padecieron una “falta de información total”. A finales del pasado abril comenzaron las obras en la pista. Los afectados denuncian que el Gobierno regional ha aprovechado las vacaciones de Semana Santa, en las que muchos vecinos están ausentes, para comenzar con la demolición sin previo aviso.

La Comunidad defiende su gestión con datos: la instalación contaba con una ocupación media anual del 18%, es decir, se usaba 17 horas a la semana de las 91 que estaba disponible. El club responde que los particulares y equipos municipales que también la utilizaban lo hacían sin reserva, de ahí que el registro de ocupación sea tan bajo. La reconversión en pista de pádel responde a la demanda del barrio, según el IMDER. Este deporte cuenta con varios lugares en el distrito donde puede practicarse. Justamente este punto es uno de los más criticados por Salvemos Canal, ya que la única zona de baloncesto desaparece en favor de ampliar una oferta ya existente.

Otro de los motivos que la Comunidad ha encontrado para la modificación es el deterioro que presentaba el pavimento. “Esta cancha no era reglamentaria”, asegura la Consejería de deporte. Avilés y sus jugadores lo niegan: “La Federación de Baloncesto Madrileña nos permitía realizar competiciones oficiales”.

Para no dejar a los jugadores sin campo, les han cedido el interior del polideportivo al mismo precio que estaban pagando, 10 euros la hora. El cambio de horarios y campo fuera del plazo establecido por la federación les ha ocasionado varias sanciones y les ha supuesto un perjuicio económico. Si el año que vienen quieren continuar disfrutando de este entorno, el precio se incrementará: deberán abonar 57 euros por una hora. “No podemos asumir ese coste”, confiesa el director. Avilés vaticina la desaparición del club, si no llegan a un acuerdo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram