El PP aplaza las mejoras para evitar viajes a pacientes de cáncer en Lugo

El cambio de los populares enciende a los grupos que lucharon por el servicio El partido de Feijóo apoyó la iniciativa ciudadana y ahora pretende vaciarla

Enfermeros trasladan a un paciente en el Hospital de Lugo
Enfermeros trasladan a un paciente en el Hospital de LugoPEDRO AGRELO

Los colectivos ciudadanos que promovieron la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para que se dote al Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo (HULA) de servicios de hemodinámica, radioterapia y medicina nuclear se sienten engañados por la Xunta y el PP. Los populares votaron a favor de sus reivindicaciones cuando fueron expuestas en el Parlamento gallego el pasado 25 de marzo. Sin embargo, los diputados del partido en el gobierno han presentado ahora varias enmiendas a la propuesta que la desvirtúan completamente. “Cambia todo lo que pedimos y alarga el plazo [para la dotación de servicios] en dos años, cuando el presidente Feijóo hace tres años prometía que en tres meses se dispondría de ellos”, afirmó ayer el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Lugo, Jesús Vázquez, uno de los impulsores de la iniciativa. El PP, en la propuesta de modificaciones presentada con sigilo en la Cámara y que ha trascendido por una denuncia de AGE, ya no garantiza siquiera para Lugo un “servicio” para estas especialidades, como explicitaba la ILP, sino solamente “procedimientos”.

La ILP, apoyada por 43.000 firmas de ciudadanos (necesitaban 15.000 para poder elevarla al Parlamento) y por los votos unánimes de toda la Cámara gallega, reclama que el nuevo hospital de Lugo sea dotado con hemodinámica las 24 horas, radioterapia y medicina nuclear, una carencia de servicios que obliga, por ejemplo, a los enfermos lucenses de cáncer a recorrer distancias de hasta 400 kilómetros para someterse a tratamiento. Todos los colectivos promotores celebraron el lunes en Lugo una reunión “multitudinaria” y acordaron pedir la dimisión de la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, porque “es la responsable junto con el presidente de la Xunta y el grupo parlamentario popular” de las carencias del hospital.

Más información

En esta asamblea, los promotores de la ILP también decidieron remitir un escrito al presidente de la Xunta en el que le piden abrir “vías de diálogo”. El dirigente vecinal acusa a los populares de “no querer negociar” y recuerda que pidieron una reunión con ellos tras las navidades de la que aún no tienen noticias. Vázquez anuncia una “gran manifestación” para el próximo mes de junio si el PP no da marcha atrás y cambia los términos de unas enmiendas que “mudan la propuesta de la promotora en su totalidad, obviando que fue apoyada por miles de firmas”. “Cambian desde el título hasta la exposición de motivos y el articulado”, protesta la plataforma vecinal.

Las enmiendas presentadas por el portavoz del grupo parlamentario del PP, Pedro Puy, pretenden efectivamente modificar hasta el título del texto legislativo que este partido apoyó en marzo. Los populares pretenden desterrar la denominación “ley para garantizar la prestación de las especialidades de hemodinámica, radioterapia y medicina nuclear en igualdad de condiciones para toda la ciudadanía gallega con independencia de su lugar de residencia en Galicia” y sustituirla por otra —“ley por la que se modifica la ley 12/2013 del 9 de diciembre de garantías de prestaciones sanitarias”— que no implica un reconocimiento de la discriminación que sufre Lugo, única provincia sin un servicio de hemodinámica las 24 horas.

El PP fija además en su texto un plazo máximo de 18 meses desde la aprobación de la ley para poner en marcha los servicios hospitalarios, frente a los seis meses para hemodinámica y el año para radioterapia y medicina nuclear que marcaba la ILP. Las enmiendas incluyen un remozado intenso de la exposición de motivos que llegó al Parlamento. El partido de Feijóo pretende borrar todos los datos concretos aportados en la iniciativa de los colectivos ciudadanos sobre las consecuencias que para los vecinos de Lugo tienen las carencias de su hospital. Entre ellos, que la mortalidad de enfermos de infarto de miocardio en Lugo dobla la del resto de Galicia y que 600 enfermos de cáncer tuvieron que soportar el año pasado desplazamientos a A Coruña para recibir terapia oncológica.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50