Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El doble ‘sí’ a la consulta ganaría con el 47% de los votos

El independentismo pierde fuelle, aunque se mantiene como primera opción política

El sondeo del Centro de Estudios de Opinión  (CEO) muestra un ligero estancamiento del independentismo, que sigue sin embargo en los altos registros que marca desde que empezó el proceso soberanista. Los independentistas ganarían la consulta del 9 de noviembre, según el sondeo, que por primera vez usa la fórmula fijada para el referéndum, la doble pregunta: ¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado? ¿En caso afirmativo, quiere que este Estado sea independiente? El sí-sí, la opción de los secesionistas, suma el 47%. El 19,3% votaría no en la primera opción, lo que significa mantener la autonomía. El sí-no, opción en la que se enmarcan los que quieren cambiar la situación sin salir de España, se quedaría en un 8,6%.

El CEO no quiso calcular el resultado final de la consulta, aunque su director, Jordi Argelaguet, auguró que sumaría más de la mitad de los votos: “Hemos hecho solo intención directa y no estimación de voto. Sacando las abstenciones y haciendo un reparto de indecisos, los porcentajes ya subirían, por lo que el sí-sí quedaría cerca del 55-56%. La distancia es muy grande”, apuntó. Los partidos que defienden el proceso soberanista no han concretado qué porcentaje debería obtener el doble para que venciera la opción independentista.

Pese a la teórica ventaja en la consulta, el independentismo pierde fuelle, aunque se mantiene como primera opción política. Preguntados sobre la organización territorial, el 45,2% de los catalanes opta por un Estado independiente. Suponen tres puntos menos respecto al último barómetro (noviembre de 2013) y el registro más bajo desde octubre de 2012, justo cuando arrancó el proceso soberanista. El descenso se compensa con el aumento del autonomismo, del 18,6% al 23,3%.