Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EU denuncia que el aeropuerto de Castellón gastó 26 millones en patrocinios

Marina Albiol considera que los acuerdos suponen "un saqueo de dimensiones descomunales"

Esquerra Unida hace público que solo el Villarreal CF acaparó 19 millones

La diputada autonómica de EU Marina Albiol, en la rueda de prensa sobre los contratos de patrocinio del aeropuerto de Castellón.
La diputada autonómica de EU Marina Albiol, en la rueda de prensa sobre los contratos de patrocinio del aeropuerto de Castellón.

El gasto público en el aeropuerto sin aviones de Castellón suma y sigue conforme se desclasifican los documentos de Aerocas, sociedad promotora de una infraestructura que todavía no funciona. Marina Albiol, diputada de Esquerra Unida (EU) en las Cortes, reveló este miércoles que Aerocas gastó en cuatro años, de 2006 a 2010, más de 26 millones de euros de fondos públicos en patrocinios deportivos.

Los patrocinios se realizaron cuando el aeropuerto promovido por Carlos Fabra no había empezado a construirse o estaba en obras. La instalación no se inauguró hasta la primavera de 2011. Aerocas firmó unos 30 contratos de patrocinio con el Club Deportivo Castellón, el Villarreal CF, los equipos de fútbol sala Macer y Maestrat, o el CF Benlloch. Solo el equipo amarillo acaparó 19 millones de euros. Se subvencionaron, denunció Albiol, equipaciones, entradas en palcos vip, entradas de tribuna, viajes con motivo de la Europa League y gastos parecidos.

Uno de los ejemplos más llamativos, según la diputada de EU, fue el viaje pagado a una veintena de personas al International Mini Meeting en 2009, que se celebró del 7 al 9 de agosto en Birmingham y que costó 18.000 euros. “Nos parece más que cuestionable”, sentenció Albiol. El grupo solicitará información a la Generalitat sobre el resto de años pues están convencidos de que puede haber más. EU ha reclamado también un registro de los beneficiarios de las entradas de fútbol o de las expediciones a torneos deportivos. El Consell le ha traslado que carece de este registro.

“Es un saqueo de dimensiones descomunales para que Fabra y sus amigos pudieran entrar por la cara a todos los partidos de fútbol y otros eventos deportivos”, declaró Albiol, quien anunció que su grupo iba a colgar en la web Eldesconfidencial.com copia de los 30 contratos de patrocinio por si alguien quiere consultarlos.

La esponsorización se hizo de 2006 a 2010, con el centro todavía en proyecto

Albiol tachó de “ridículas” ciertas cláusulas de los contratos de patrocinio; por ejemplo, una en la que se obligaba a los jugadores de fútbol a visitar el aeropuerto de Castellón los días que estuviera abierto o que fueran presentados en la instalación aeroportuaria.

El Grupo de EU preguntará en el pleno de las Cortes al Consell por esos convenios, anunció Albiol, “no solo para saber si existen más, sino para conocer con qué criterios se adjudicaron”.

Otros beneficiarios de la esponsorización de Aerocas fueron la asociación castellonense de aeromodelismo con turbinas, el Team Aprilia Racing Alex Debón, el Team Lotus Aprilia Motorsport 48, el Aeroclub Castellón o el Club de Atletismo Playas de Castellón. “La manera de subvencionar a entidades deportivas no es a través de Aerocas, sino de la Consejería de Educación”, continuó.

Según Albiol, con los 26 millones de euros gastados en patrocinios se podrían haber construido 13 centros de salud y 16 colegios “o haber prolongado las líneas de investigación del Centro Príncipe Felipe”. “Sin embargo, se han dilapidado en la promoción de un aeropuerto cerrado”, denunció.

28 de los 30 convenios tenían una cláusula de confidencialidad

“Han llenado los bolsillos de unos cuantos con dinero público”, criticó la diputada de EU, quien lamentó que 29 de esos convenios fueran clasificados por la Administración como confidenciales: “La confidencialidad se emplea a menudo para proteger que se copie el evento, pero en este caso es por opacidad”.

El aeropuerto de Castellón cumplió el pasado marzo el tercer aniversario de su inauguración. Está cerrado, si bien la adjudicación del contrato al grupo canadiense Lavalin —recién despejada— puede que sea la solución definitiva para que las instalaciones de Vilanova d’Alcolea comiencen a funcionar.

Los tres años sin aviones han seguido costando dinero. Los gastos de explotación desde 2011 ascienden a unos 15 millones de euros a pesar de estar cerrado. A ello se suman otros costes como los financieros y lo que ha sido el mayor desembolso: los 67 millones de euros que la Generalitat ha tenido que pagar a la exconcesionaria por la realización de unas obras que no debían suponer coste alguno.

Fabra ya espera la llegada del primer avión

MARÍA PITARCH, Castellón

Veinticuatro horas. Este es el plazo transcurrido desde que el Tribunal Administrativo Central diera vía libre a SNC-Lavalin para adjudicarse la gestión del aeropuerto de Castellón y la toma de contacto entre el presidente del Consell, Alberto Fabra, y directivos del grupo canadiense, para preparar la firma del contrato de explotación con la empresa pública Aerocas. Un contrato que estará listo en la primera quincena de mayo porque el objetivo, según la Generalitat, es “poner en marcha cuanto antes el aeropuerto”.

A última hora de la mañana del martes salía a la luz la desestimación del recurso presentado por Gesnaer —una de las empresas que optaba a gestionar el aeropuerto— contra Lavalin. La resolución judicial avalaba la legitimidad del concurso convocado por Aerocas y allanaba definitivamente el proceso de adjudicación del aeródromo al grupo canadiense, que lo explotará durante los próximos 20 años. Sólo un día después de este anuncio, Consell y adjudicataria han puesto en marcha la maquinaria para activar la infraestructura.

La firma internacional SNC-Lavalin gestiona otros 16 aeropuertos en Europa, con más de 58.000 movimientos de aeronaves comerciales y no comerciales al año, según han destacado fuentes de la Generalitat.

Las reacciones al encuentro, aunque aglutinadas en extremos opuestos, no se han hecho esperar. Entre las primeras, las del propio Alberto Fabra, que ha indicado que una vez firmado el contrato se organizará una presentación del proyecto concreto de Lavalin “a toda la sociedad castellonense" y se empezarán a "barajar fechas para la llegada del primer avión”. Fechas que no trascendieron en la reunión de este miércoles.

Fabra ha destacado de la adjudicataria su “profesionalidad” y “experiencia”, ha incidido en que es una “buena noticia” que se haya fijado en el aeropuerto de Castellón y ha expresado un deseo: “Que nos ayude a ser un destino turístico de primer orden”.

Las reacciones, menos optimistas que las del presidente Fabra, han llegado también desde Gesnaer. El gerente de la consultora española, Juan Manuel Pérez, ha insistido en que la puesta en marcha de la infraestructura "es un reto" para Lavalin, y ha cuestionado que pueda cumplir los plazos marcados para ponerla en marcha.