Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Agencia Tributaria intercepta un barco con 18 toneladas de hachís

El buque, con siete tripulantes sirios, se encontraba en aguas de Alborán

La Agencia Tributaria ha interceptado un buque mercante con bandera de conveniencia en aguas de Alborán y ha detenido a sus siete tripulantes de nacionalidad siria, que transportaban 18 toneladas de hachís. La droga se encontraba oculta en un doble fondo de la proa de la embarcación. El barco interceptado se encuentra atracado en el puerto de Almería a la espera de que el juez de guardia ordene la descarga de la droga.

La operación, denominada Mar de Fondo, se inició en la madrugada del pasado sábado cuando medios aeronavales de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria detectaron un buque que había cargado mercancía en Casablanca (Marruecos) y que presentaba “un determinado patrón de riesgo”. El barco había salido de Casablanca y transportaba, además, 500 toneladas de pienso con destino a Trípoli (Líbano).

Establecido el oportuno dispositivo aeronaval, dos patrulleros de Vigilancia Aduanera se dirigieron a la zona de jurisdicción española para interceptar el buque. En la visita de inspección se detectó una maniobra de la tripulación para hundir el barco, por lo que, ante ese riesgo, se solicitó a sus tripulantes que pusieran rumbo a Almería, donde se descubrió gran número de fardos de hachís, en una cantidad que pudiera aproximarse a los 18.000 kilos, y se procedió a la detención de la tripulación.

Fuentes de la Agencia Tributaria han confirmado que esta operación sigue “las mismas características” de la culminada el pasado 8 de marzo en la que se interceptó un barco pesquero sin bandera con 13 toneladas de hachís y se detuvo a sus ocho tripulantes, de nacionalidad egipcia. Entra dentro de la llamada “nueva ruta del Mediterráneo oriental" que guarda un patrón común por parte de las organizaciones de contrabando de droga: todas establecidas en el norte de África y, además, eligen operar con buques mercantes o buques pesqueros y alijan grandes cantidades de hachís. Normalmente, estas embarcaciones se dirigen a países del Mediterráneo oriental muy lejanos; o, como segunda opción, utilizan los barcos como buques nodriza, de tal manera que después alijan en embarcaciones menores para su distribución a las costas españolas o aduanas.