Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell recorta otros 30 millones del presupuesto para pagar el ERE de RTVV

Ciscar recalca que no se han tocado las partidas de sanidad, educación y bienestar social

El Consell ha tenido que poner patas arriba los presupuestos de la Generalitat de este año para decidir qué partidas recortaba para pagar las indemnizaciones a los trabajadores despedidos de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV). Finalmente, el Ejecutivo que preside Alberto Fabra, ha decidido sacrificar buena parte de las ayudas a la economía productiva previstas en el Institut Valencià de Competitivitat Empresarial (Ivace) e intentar parchear la reducción de esta partida presupuestaria con una nueva línea de avales bancarios.

Así, el Gobierno valenciano aprobó este jueves modificaciones presupuestarias por importe de 29,6 millones de euros para poder pagar el primer tramo de las indemnizaciones de los trabajadores de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), que suman un total de 51,6 millones de euros.

El portavoz del Consell, José Ciscar, que dio cuenta del acuerdo, puso especial énfasis en explicar que los recortes acometidos en diversas partidas para pagar las millonarias indemnizaciones no afectan a los gastos de sanidad, educación y bienestar social.

Ciscar explicó que el grueso de la indemnización que se abonará este año por las indemnizaciones a los empleados de RTVV saldrá del capítulo de personal (3,2 millones de euros presupuestados para plazas de personal público que quedarán vacantes), del fondo de contingencia de la Generalitat (5,2 de los 100 millones con los que está dotado), de ahorros obtenidos en la empresa pública Sociedad de Proyectos Temáticos (9 millones) y, sobre todo, del Ivace, al que se le detraerán 12 millones del presupuesto destinado a facilitar créditos a las empresas.

Según explicó el también vicepresidente, esta pérdida de presupuesto en el Ivace, en un momento donde se requieren políticas de estímulo económico, se compensará con una línea de avales bancarios por parte del Instituto Valenciano de Finanzas de 15 millones de euros. Es decir, el empresario que cumpla los requisitos, en vez de obtener un crédito público tendrá que recurrir a un préstamo en el mercado financiero ordinario, aunque contará con el aval de la Generalitat.

El resto del dinero necesario para pagar las indemnizaciones saldrá de los remanentes presupuestarios existentes en RTVV hasta alcanzar la cifra de 40,7 millones de euros, ya que los otros 10,9 millones restantes hasta alcanzar la cantidad total de la indemnización se compensará con los finiquitos que ya se habían pagado antes de la sentencia que anuló el primer expediente de regulación de empleo (ERE).

En su intervención, Ciscar admitió que las previsiones presupuestarias de RTVV para 2014 (70 millones de euros) se vieron sobrepasadas por la anulación del primer ERE y la decisión de liquidar la empresa. Las primeras indemnizaciones se pagarán este mismo mes, una vez se decida qué personal continuará contratado para ejecutar los acuerdos de liquidación de RTVV.

El portavoz socialista en la comisión de control de RTVV de las Cortes, Josep Moreno, denunció que la decisión de cerrar Canal 9 la vuelven a pagar todos “los valencianos y valencianas y, más concretamente, los emprendedores valencianos a los que Fabra decide quitarles los créditos para poder desmantelar la radio y televisión pública”.

Moreno tachó de “desfachatez” las explicaciones de Ciscar.