Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la CEOE dice que “Mas debe hacer lo que crea” sobre la consulta

Rosell dice que los empresarios no son quién para decir qué hacer desde el punto de vista político

Felip Puig desdeña el informe que legitima que el Ejército actúe si hay secesión

Joan Rosell, presidente de la CEOE.
Joan Rosell, presidente de la CEOE.

El presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, aseguró ayer, a propósito de la consulta soberanista, que si el presidente catalán, Artur Mas, “cree que es lo que tiene que hacer y que tiene apoyo del Parlament, lo tiene que hacer, faltaría más. Nosotros no somos [nadie] para decirle lo que tiene que hacer desde el punto de vista político”. En una entrevista a TV-3, Rosell afirmó que el papel de los empresarios debe limitarse a dar “orientaciones desde el punto de vista económico”, no políticas.

Las declaraciones de Rosell se daban un día después de que el Instituto de Estudios Económicos, el think tank de la CEOE, difundiera un informe elaborado por el catedrático Clemente Polo, que legitima el recurso al Ejército en caso de una secesión unilateral de Cataluña y aventura que se ilegalizaría a los partidos que la apoyaran, se encarcelaría a sus líderes y se cerraría el Parlament. El presidente del IEE, José Luis Feito, además, auguró una “hiperinflación” y fuga de capitales en caso de independencia. Rosell se limitó a calificar esas afirmaciones de “opinión técnica”.

El presidente de Pimec, Josep González, fue más allá y reclamó a políticos y representantes del ámbito económico que abandonen los mensajes de miedo y pesimismo sobre una posible independencia de Cataluña y se centren en “buscar entre todos soluciones”. Por su parte, el consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig, descartó valorar el informe del IEE al considerar que está “instrumentalizado”. Durante la rueda de prensa de presentación del Salón Internacional de Turismo de Cataluña Puig afirmó que, “solo con ver la gente que inspira esta fundación”, el estudio “queda desautorizado” por él mismo, por lo que no le dio “credibilidad”.

 En su entrevista en TV-3, Rosell, consideró necesario disponer de "mucha más información" para una cuestión como la de la consulta soberanista prevista en Catalunya para el 9 de noviembre. Recordó que las empresas no votan, sino que lo hacen los ciudadanos, y que, como técnico y hablando en términos económicos, "querría mucha más información de la que hay". Aseguró que falta información sobre el sistema fiscal, pensiones, seguridad social, si el Banco Central Europeo (BCE) continuaría dando dinero a Catalunya, que se tendrían que ver "si son posibles o no son posibles, ver cuáles son las ventajas e inconvenientes y a partir de ahí tener más información".

El presidente de la patronal recordó que los empresarios catalanes han remarcado desde hace tiempo que hay "un problema" que no se ha sido capaz de resolver, y sostuvo que no ha detectado ningún problema para invertir en Cataluña. Rosell se mostró confiado en que los líderes políticos hablen, aunque aseguró que para que se solucione "todos tendrían que retroceder como mínimo un paso y no veo ninguno de los dos bandos retroceder para luego ir hacia adelante".

 

Más información