Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Fallas de los Pirineos competirán ante la Unesco con las de Valencia

Andorra esconde la denominación de sus fiestas de fuego para evitar confusiones

La llamada 'cremada de Falles' de Sant Joan, que tuvo lugar el pasado año en Andorra la Vella.
La llamada 'cremada de Falles' de Sant Joan, que tuvo lugar el pasado año en Andorra la Vella.

La palabra falla deriva del latín facula, que significa antorcha. Fallas es el nombre que reciben las populares fiestas valencianos y los monumentos que se queman en diversas poblaciones valencianas por San José. Y también es la denominación de la fiesta del fuego que se celebra en torno a la noche de San Juan, del 23 al 24 de junio, en decenas de poblaciones aragonesas, catalanas, andorranas y francesas del Pirineo. Allí, los fallaires corren falles, es decir, bajan desde la parte alta de la localidad o de una montaña cercana esgrimiendo una antorcha formada por cortezas y ramas secas con las que trazan figuras en el aire, girándolas sobre sus cabezas.

Ahora, la candidatura de estas Fallas del Pirineo, enmarcadas en la tradición mediterránea del fuego purificador y regenerador de vida, competirán con las Fallas valencianas para ser declaradas en 2015 Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco. Pero no lo harán con el mismo nombre.

La candidatura multinacional, encabezada por el Principat d’Andorra, y que cuenta con el respaldo de Francia y España, se ha mostrado sensible a las peticiones formuladas por la representación de la Generalitat valenciana, apoyadas por otras comunidades autónomas españolas, menos Cataluña y Aragón, en la reunión de la comisión de Patrimonio que tuvo lugar la pasada semana. Y ha suprimido la denominación de Falles del Pirineus en el título de su expediente con el objeto de evitar cualquier confusión en el seno de la Unesco con las conocidas fiestas valencianas. Fuentes de la Generalitat manifestaron este lunes que resulta poco lógico y oportuno que en un mismo año coincidan dos candidaturas con una misma denominación.

La propuesta incluye 26 municipios de Cataluña y Aragón, y 34 de Francia

El director de Patrimonio del Principat d’Andorra, Olivier Codina, indicó a este periódico que se había introducido un cambio en el expediente. “Hemos eliminado la referencia a las Fallas que había en el subtítulo, y no en el título, de nuestro dossier. El nombre oficial de nuestra propuesta es Les festes del foc del solstici d’estiu als Pirineus”.

De hecho, este expediente, en el que se argumentan las razones para que esta tradición arraigada desde hace siglos reciba tal distinción, fue entregado el pasado viernes a la “secretaria de la convención del Patrimonio Inmaterial de la Unesco”, ubicada en la sede parisina del organismo de la ONU, según informa la propia web del Gobierno de Andorra. La embajadora andorrana delegada en la Unesco, María Ubach, estuvo acompañada por los embajadores homólogos de España y Francia, Juan Manuel de Barandica y Luxán y Philippe Lalliot, respectivamente.

En el expediente de la candidatura se incluyen tres poblaciones andorranas, 34 francesas, y 26 españolas, de Cataluña y Aragón. En concreto, localidades de la comerca oscense del Alto Aragón (Sahún, Bonansa, Laspaúles) y de las comarcas catalanas de Ribagorça (Boí, Senet, Pont de Suert, Barruera, Erill la Vall o Taüll) o y Pallars Sobirà (la de Isil es de las más populares).

El Gobierno español presenta la fiesta de Valencia como su única candidatura

“Es una candidatura multinacional que presenta Andorra. Es decir, que no afecta a España, al cupo de dos candidaturas al año por país que marca la Unesco”, explicó Codina.

El Gobierno de España, a través del Ministerio de Cultura, ya comunicó a la propia Unesco, además de al Ayuntamiento de Valencia y a la Generalitat, que las Fallas valencianas iban a ser la única candidatura española que iba a optar a la declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2015. De hecho, el ministerio también presentó el pasado viernes el expediente de las fallas valencianas en la sede de la Unesco. Este lunes terminaba el plazo. Para este año, el Gobierno presentó la candidatura para Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de las tamborradas, incluyendo en el listado de los 17 municipios afectados a las poblaciones valencianas de Alzira y L’Alcora.

La Generalitat, el Ayuntamiento de Valencia y la Junta Central CF cerraron el 22 de mayo el expediente que fue remitido al Gobierno. La decisión final de la Unesco no se conocerá hasta noviembre de 2015. Las Administraciones han recabado el apoyo para la candidatura de 200 entidades, entre universidades, Ayuntamientos, instituciones y entidades culturales. Además de los propios monumentos y de la fiesta en sí, el expediente recoge toda la tradición musical y literaria fallera o la enseñanza en la FP del oficio de artista faller y foguerer.

La declaración de la Unesco y su inclusión en la lista es un reclamo turístico y de prestigio. La muixeranga de Algemesí fue el último Patrimonio Inmaterial de la Humanidad valenciano.