Verano chino para escolares vascos

Los institutos de Gipuzkoa y Bilbao organizan las primeras colonias en aquel país

De izquierda a derecha, la profesora Jie Shen, la directora del Instituto Chino de Gipuzkoa, Miren Gabilondo, y la monitora Ainhoa Urmeneta, muestran el folleto de las colonias.
De izquierda a derecha, la profesora Jie Shen, la directora del Instituto Chino de Gipuzkoa, Miren Gabilondo, y la monitora Ainhoa Urmeneta, muestran el folleto de las colonias.JAVIER HERNÁNDEZ

Todo aquel que pisa China regresa con otra concepción del mundo, aseguran quienes han visitado el país asiático. La mayoría de los turistas europeos que viven al margen del gigante chino retorna a Occidente con la convicción de haber conocido un mundo paralelo y su experiencia termina siendo “inolvidable”. Así lo piensa Miren Gabilondo, fundadora y responsable del Instituto Chino de Gipuzkoa, que, junto al de Bilbao y el Xiamen Foreign Language School, uno de los colegios más prestigiosos de China, han decidido organizar el primer campamento de verano en China para escolares vascos.

La estancia se desarrollará entre el 23 de junio y el 15 de julio en Xiamen, una ciudad situada en la provincia de Fujian, en la costa sur oriental de China. “Es una de las ciudades más prestigiosas y turísticas del país”, en opinión de Jie Shen, profesora y directora de la sede de Gipuzkoa y una de las dos monitoras que acompañarán a los jóvenes en su travesía de tres semanas. “Hemos elegido este sitio para que los jóvenes estén rodeados de un entorno reconocible (playas, urbanización moderna, deportes conocidos...), y a la vez disfruten de la cara más tradicional del país del Dragón”, cuenta Gabilondo.

Jóvenes de 12 a 17 años harán actividades típicas de la cultura china

La escuela de Xiamen ha recibido, entre otros, el Premio Hábitat de Naciones Unidas y está acostumbrada a recibir anualmente chavales de diferentes partes del planeta. Sin embargo, este verano será la primera vez que acudirá un grupo de jóvenes españoles. Los niños, de entre 12 y 17 años, participarán en las clases escolares integrándose con alumnos chinos y ejercerán todo tipo de actividades típicas de la cultura china. “No sólo conocerán el país, se comportarán como un ciudadano más”, apunta Shen.

Entre las actividades, habrá cabida para el arte culinario y excursiones por toda la zona. Visitarán la isla Gu Lang Yu, los parques Bai Lu Zhou y Yuan Bo Yuan o el pueblo Yun Shui Yao, donde se encontrarán y aprenderán a elaborar platos tan clásicos como el jiaozi, una especie de empanadilla elaborada con carne o verdura picada y habitualmente acompañada por jengibre. Recibirán clases de caligrafía china, intervendrán en talleres de máscaras de la Ópera de Pekín, del arte de recortes de papel o de nudos tradicionales o de cocina.

Además de mantener encuentros con familias nativas, practicarán deportes como el volante (un juego tradicional chino), ping-pong, bádminton, artes marciales... Aunque conocer el idioma ahorra problemas de entendimiento, no será indispensable haber estudiado chino para poder apuntarse al campamento, porque los niños establecen “enseguida” una relación sin necesidad de dominar habla, comenta Gabilondo: “La capacidad de los niños para absorber las cosas con mayor facilidad ahorra cualquier tipo de problema de entendimiento”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Conocerán el país y vivirán como un ciudadano más” Jie Shen

Además, para aquellos que no quieran alejarse tanto de casa y estén igualmente interesados en acercarse a la cultura china, también podrán apuntarse a los cursos de verano o participar en las colonias que se organizarán en Bilbao y en San Sebastián. Estas últimas estarán dirigidas a niños de entre seis y 12 años, y tendrán lugar del 1 al 20 de julio. “Aquí será más complicado, por el tema del entorno, que las actividades se acerquen a la realidad”, explica Gabilondo.

No obstante, en opinión de la responsable del Instituto Chino de Gipuzkoa, “cuando los niños vienen aquí saben lo que hay y se transforman”. “No tienen ningún tipo de inconveniente en comportarse como un ciudadano medio que vive en China. Por ello, practicaremos taichí, luciremos unas cometas en la playa... y sobre todo animaremos a que los ciudadanos de Euskadi muestren interés por la cultura asiática”.

Raquel Rodríguez, otra de las integrantes del mencionado centro chino de San Sebastián, señala que 2014 será el “año cero” del proyecto, pero permitirá también la apertura de “una vía” para hacer un “puente tendido” entre China y Euskadi con viaje de ida y vuelta. “Para ellos es una aventura de tres semanas, pensando en lo bien que se lo van a pasar, pero también lleva consigo un grado de experiencia que para los padres es muy gratificante”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS