Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV aboga por no cambiar este curso los libros de texto

Miguel Soler sostiene que la decisión última es de los centros y no de la consejería

“No hay necesidad ni obligación de comprar libros de texto nuevos para implantar la nueva ley de Educación (LOMCE)”. Así de tajantes fueron los portavoces socialistas Miguel Soler y Pilar Sarrión este miércoles, en una comparecencia sobre los incumplimientos educativos del Consell, donde recordaron el considerable retraso que lleva Educación en publicar los nuevos decretos de currículo adaptados a esta ley. “La Consejería de Educación no tiene ninguna potestad legal para cambiar los libros de texto”, subrayaron.

“Son los claustros y los centros los que deciden los cambios, no dependen de una autorización de la Administración”, insistió Soler al abogar por un mantenimiento de los manuales que permita seguir usando los bancos de libros puestos en marcha estos dos últimos cursos.

Los socialistas entienden, además, que no son cuatro, sino seis los años que establecen las instrucciones de principio de curso 2013-14 como plazo para el cambio de libros de texto en la Comunidad Valenciana. La nueva ley, argumentan, solo cambia  en torno al 5% de los contenidos académicos. Destacan, además, que ya no son cuatro, sino seis los años que establecen las instrucciones de principio de curso 2013-14 como plazo para el cambio de libros de texto en la Comunidad Valenciana

Por ello, avisan de que la aplicación de la LOMCE no solo “agravaría la actual situación económica de las familias”, sino que también “incumpliría gravemente la normativa autonómica”. Así lo recogen en una proposición no de ley recién registrada en las Cortes Valencianas. En ella recomiendan a las editoriales que esperen a la publicación de los decretos curriculares autonómicos y a la Administración que abra en los presupuestos las líneas necesarias para que nadie se quede sin materiales curriculares “por falta de medios económicos”.

Ni colegios ni repasos. Soler y Sarrión denunciaron que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, “ha incumplido su compromiso”, por ahora, de construir 14 nuevos colegios y contratar más profesores, que anunció en el último debate de política general. No se ha licitado ningún centro, por lo que no podrá estar construidos para el próximo curso como prometió el presidente.

También recordaron que en septiembre aseguró la contratación de 500 profesores y nueve millones de euros para clases de repaso que empezarían en enero. Los portavoces socialistas consideran una tomadura de pelo que se pretende atajar el fracaso escolar con 200 profesores, que finalmente concretó la consejera María José Català, “que impartan clases de repaso durante mayo y junio”.