Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los comerciantes de Barcelona podrán abrir los festivos de julio y agosto

La medida pretende aprovechar el período de más visitas turísticas a la capital catalana

Los comercios de Barcelona podrán abrir todos los domingos y festivos de los meses de julio y agosto, coincidiendo con el momento en que Barcelona tiene más turistas, según anunció ayer el alcalde de Barcelona, Xavier Trias. “Son los meses con mayor ocupación hotelera”, destacó Sònia Recasens, teniente de alcalde de Economía del Ayuntamiento de Barcelona. La medida afecta a todos los comercios —y no solo a los que se encuentran en zonas turísticas como se había barajado— pero únicamente permite la apertura desde las 10.00 hasta las 14.00. El cambio incluye también a los centros comerciales.

Las negociaciones para pactar el calendario no han sido fáciles: en un extremo se ubicaba el PP y la influyente asociación Barcelona Shopping Line, que reclamaban la apertura de todos los festivos del año pero solo de los negocios ubicados en las zonas más turísticas, es decir, los de sus asociados. En el otro extremo se ubicaban los que se oponían frontalmente a cualquier apertura de nuevos festivos, más allá de los 10 días que fija la Generalitat. Su argumento es que con más flexibilidad de horarios el comercio de proximidad puede salir perjudicado, ya que no tiene tanto personal.

Para demostrar que la medida cuenta con apoyos, Trias compareció con los representantes de PIMEC Comercio, de la Confederación de Comercio de Catalunya, del Consejo de Gremios de Comercio Servicios y Turismo y de la Fundación Barcelona Comerç. Quien no participó en la rueda de prensa fue Barcelona Shopping Line, que aglutina los ejes comerciales del centro turístico de Barcelona y la Diagonal y que la semana pasada presentó al Ayuntamiento su propuesta: la libre apertura todos los domingos del año en una zona delimitada en la que hay mayor afluencia turística. El presidente del organismo público-privado, Gabriel Jené, aseguró ayer que “es un no acuerdo que está condenado al fracaso”. A la entidad no le gusta ni que las aperturas se limiten a 18 días centrados básicamente en el verano, ni que no haya límites geográficos a la libre apertura y que los horarios de apertura se limiten a cuatro horas. “Es antieconómico, es imposible rentabilizar un comercio abriendo solo cuatro horas”, explicó Jené.

El alcalde defendió que para llegar a esta conclusión han buscado el equilibrio entre fomentar la “recuperación económica” ampliando los horarios pero sin poner en riesgo “el modelo de comercio de proximidad”, para evitar que cambien los hábitos de consumo de los ciudadanos. Es por este motivo que la apertura se ha limitado a los meses de verano y solo cuatro horas al día.

La Generalitat permite abrir 10 festivos. De estos, cuatro los puede escoger cada municipio. Pensando siempre en la “demanda externa”, según insistió Recasens, el Ayuntamiento ha decidido decretar como festivos el 30 de marzo (coincidiendo con el Salón Alimentaria), el 29 de junio (el día del Pride Barcelona 2014)18 de mayo y el 18 de mayo y 14 de septiembre, coincidiendo con los días en los que vienen más cruceros a la ciudad. Estos cambios ya se producirán este mismo año y en octubre el ayuntamiento se volverá a reunir con las asociaciones de comerciantes para “valorar el impacto” y preparar el calendario del próximo año, según Recasens. 

Más información