Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP arrincona a IU por su negativa a investigar los fondos de empleo

El grupo popular se queda solo en la petición de una comisión de investigación sobre los fondos de empleo. Izquierda Unida pide más datos antes de apoyarla

El vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, ayer en el Parlamento. La presidenta Susana Díaz no asistió a la sesión de control al estar enferma. Ampliar foto
El vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, ayer en el Parlamento. La presidenta Susana Díaz no asistió a la sesión de control al estar enferma. EFE

A Izquierda Unida, socio del PSOE en el Gobierno andaluz, le “apesta” el uso de los fondos de formación para el empleo, según afirmó el miércoles su portavoz José Antonio Castro, pero ayer votó en contra de una petición del PP para crear una comisión de investigación parlamentaria. El PP intentó arrinconar a IU con esta contradicción que los izquierdistas pretendieron sortear con el registro de dos iniciativas en las que reclaman auditorias específicas sobre la utilización de estos recursos públicos. Según el diputado de IU, Ignacio García, una vez que tengan estos datos, su grupo “se reserva el derecho a promover, solicitar o apoyar una comisión de investigación sobre estos hechos”. IU inicia de este modo un cierto desmarque del PSOE con vistas a las elecciones europeas del próximo 25 de mayo. La investigación parlamentaria de este asunto no está en el pacto de gobierno con el PSOE, como sí lo estaba la del fraude de los ERE, que acabó sin establecer responsabilidades políticas por la falta de acuerdo entre los tres grupos de la Cámara.

La petición del PP, que defendió la nueva secretaria general popular, Dolores López Gabarro, se basa en el informe de fiscalización de las subvenciones de la Junta de Andalucía para la formación profesional para el empleo realizado por la Cámara de Cuentas. En un contundente análisis con fecha de 30 de enero, este órgano inspeccionó una muestra aleatoria de 78 expedientes correspondientes a 2009 y 2010, por importe de 279,5 millones de euros. Su conclusión fue que el 89% de las ayudas concedidas en 2009 se hicieron sin “concurrencia competitiva” como exige la ley de Subvenciones. En el caso de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), un organismo público que contrataba a personal sin concurso de méritos, la Cámara de Cuentas señalaba que “podrían derivarse responsabilidades administrativas y contables” por la concesión de ayudas por encima del importe máximo permitido.

En su debú como máxima responsable del PP en el Parlamento —Gabarro ocupó el asiento que tenía asignado el expresidente del partido, Juan Ignacio Zoido—, la diputada del PP atacó al PSOE por crear un “agujero negro” en las cuentas de la Junta y por amparar “otro fondo de reptiles” como el de los ERE. López Gabarro tradujo el lenguaje técnico de los auditores de la Cámara de Cuentas con su propio vocabulario y su conclusión fue que el dinero de los fondos de formación se ha repartido “entre amigos” del PSOE y “su red clientelar”. Y añadió: “Lo que han hecho es engordar los estómagos de los socialistas con el dinero de los parados”.

La mayoría de los diputados del PP asistieron desde sus escaños a la intervención de su secretaria general, incluido Javier Arenas. Pero López Gabarro se tiró a la yugular de Izquierda Unida. “¿Dónde está la rebeldía que apelaban en sus carteles?, ¿dónde están ustedes, apoyando la corrupción o tapando la suya?”, “¿van a respaldar la corrupción del Gobierno socialista o su lucha contra la corrupción se ciñe al lema de una camiseta?”. La popular afeó a IU que hubiera tildado de “chiringuito del PSOE” a la Faffe y a la hora de apoyar una comisión que la investigue no la apoye.

Ignacio García aseguró que los hechos que recoge el informe de la Cámara de Cuentas son “muy preocupantes”, pero que era necesario “profundizar” los datos técnicos antes que los políticos. IU ha pedido extender la fiscalización de los fondos de Empleo a los años 2011 y 2012 y también los de la Faffe desde la creación de esta fundación en 2003 hasta 2011. “Queremos conocer la verdad, que se investigue a fondo y en función de los resultados de los informes nos reservamos el derecho a pedir o apoyar una comisión de investigación”, dijo.

García afirmó que su grupo antepone el rigor y la seriedad a la de “seguir la hoja de ruta marcada por un partido al que le invade el olor de la corrupción”, señaló en alusión al caso Gürtel.

El PSOE optó por rebajar el tono del debate y escogió a su diputado José Juan Díaz Trillo, un parlamentario que rara vez suele perder las formas y que evita los charcos, para fijar posición. El socialista abogó por “esclarecer todas las irregularidades contables” y dijo que su partido será el primero en “perseguir, denunciar y condenar” cualquier fraude en la Administración.

En los pasillos de la Cámara, el portavoz socialista, Mario Jiménez, opinó que “no hay razones” para pedir una comisión de investigación e invitó a acudir a los tribunales si alguien considera que hay una ilegalidad en vez de “convertir el Parlamento de Andalucía en una instancia judicial”.