Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miguel Carcaño se somete al ‘test de la verdad’ en Zaragoza

El objetivo es averiguar si el asesino confeso de Marta del Castillo tiene recuerdos del lugar donde ocultó el cadáver

Miguel Carcaño a su llegada al Hospital Miguel Servet de Zaragoza. Ampliar foto
Miguel Carcaño a su llegada al Hospital Miguel Servet de Zaragoza. efe

Las ondas que genere el cerebro de Miguel Carcaño, asesino confeso de Marta del Castillo, serán las que ayuden a dilucidar el paradero del cadáver de la joven sevillana asesinada en febrero de 2009. Los datos se desprenderán de la prueba neurológica conocida como test de la verdad, a la que se sometió este jueves voluntariamente Carcaño en el hospital Miguel Servet de Zaragoza y cuyos resultados se conocerán en dos semanas aproximadamente, según fuentes del caso.

“Carcaño ha accedido voluntariamente a hacer la prueba para colaborar con la justicia”, declaró este jueves su abogada después de que su defendido se sometiese al examen. En estos cinco años de investigación policial, Carcaño ha cambiado su declaración hasta en siete ocasiones y ante el tribunal aseguró no recordar lo sucedido la noche de los hechos. “Las respuestas cerebrales son automáticas, no estarán condicionadas ni por su voluntad ni por su conciencia. No se puede mentir”, detalló el doctor que supervisó la prueba, José Ramón Valdizán.

El test, que duró aproximadamente 90 minutos, consistió en proyectar 25 fotografías y frases relacionadas con la búsqueda de los restos de la joven que habían sido previamente seleccionadas por la policía. “Lo que nosotros vamos a observar mediante una máquina es la longitud de la onda que genere el cerebro respecto a los estímulos que se le presentan. Cuanto más alta sea la onda, llamada P300, más significativa es la información que recibiremos y de más calidad”, detalla Valdizán.

Según informa el doctor, los resultados de esta prueba denominada de Potencial Evocado Cognitivo pueden alcanzar un 98% de fiabilidad. “Quizás no se pueda conocer el lugar exacto del cadáver de la joven, pero por exclusión se puede descartar lo que no es verdad de las sucesivas declaraciones que ha realizado”, añade el doctor.

Con el único objetivo de hallar el cuerpo de la joven, el Juzgado de Instrucción 4 de Sevilla autorizó a finales de febrero excarcelar a Carcaño, (que está condenado a 20 años de prisión) sólo para que acudiese al hospital a hacer la prueba. Por ello, Carcaño se trasladó el pasado martes desde la cárcel de Herrera de la Mancha, en Ciudad Real, (donde cumple condena) hasta el centro penitenciario de Zuera (Zaragoza). La noche del jueves volvería a prisión una vez concluyera el examen, según informan fuentes del caso.

Más información