Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP mantendrá a los ediles imputados en Santiago aunque vayan al banquillo

Besteiro dice que el PSdeG "apartaría" a los concejales y al alcalde si fueran socialistas

El edil del PSdeG Bernardino Rama está imputado en la Operación Pokémon

Protesta de BNG por los casos de corrupción en el ayuntamiento
Protesta de BNG por los casos de corrupción en el ayuntamiento

La dirección del PP gallego, la misma que forzó la dimisión de un edil en Nigrán la semana pasada imputado pero sin medidas cautelares, prevé mantener a los siete concejales del gobierno de Santiago aunque acaben sentándose en el banquillo acusados de prevaricación. Para que eso suceda solo falta un trámite en la Audiencia Provincial de A Coruña, que debe resolver el recurso de los ediles contra el auto de apertura de juicio oral.

El alcalde de Santiago, Ángel Currás, había pedido la víspera al presidente del partido, Alberto Núñez Feijóo, una excepción para que su gobierno no saltase por los aires, y ayer el secretario general del PP gallego, Alfonso Rueda, invocó los estatutos para ganar tiempo. Esa normativa interna solo obliga a abrir expediente a los cargos públicos cuando sean procesados y aplaza cualquier decisión disciplinaria al momento de la sentencia. Ese es el criterio que defendieron ayer tanto Rueda como el presidente provincial del PP, Carlos Negreira.

Preguntado sobre si siente el apoyo de la dirección regional, Currás respondió ayer que si no fuese así, no seguiría en su puesto. “Yo siempre me he sentido respaldado por el presidente y por el partido, si no fuese así yo no estaría aquí. En cuanto alguien no me respalda, no continúo desempeñando la labor política e institucional, pero yo siempre me he sentido respaldado”, declaró el alcalde a la Cadena SER.

Mientras, el secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, emplazó directamente a Feijóo s que resuelva el problema de Santiago y recordó que fue el presidente del PP quien aupó a Currás a la alcaldía tras la dimisión de su antecesor, Gerardo Conde Roa, cuando se destapó el escándalo de su fraude fiscal. Besteiro aseguró que si los siete ediles o el acalde perteneciesen a su partido “ya estarían apartados” del Gobierno. Besteiro exigió además a Feijóo, que conteste “claramente” qué hará respecto a los imputados.

El líder de los socialistas gallegos también previno al presidente contra la tentación de “trasladar el problema al resto de los partidos” o de “demonizar a toda una corporación”, en la que también está imputado el hombre fuerte del PSOE de Santiago y concejal, Bernardino Rama. Sobre la situación de este edil, Besteiro se remitió “a los precisos criterios que tiene el PSdeG”, que establecen que si un juez adopta medidas cautelares, hay detenciones o se abre juicio oral “se aparta a los militantes”. “Pueden gustar o no”, afirmó Besteiro, “pero el PSdeG tiene unas normas claras y las aplica”, informa Europa Press.

 

Más información