Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La conselleira de Sanidade sale escoltada del hospital de Ferrol por un protesta

Rocío Mosquera acudía a una reunión con la justa de personal del hospital ferrolano

Se topó con los trabajadores y se refugió en un depacho durante más de una hora

Ha anunciado, a través de una portavoz que "tomarán las medidas legales oportunas"

La conselleira entrando en el hospital
La conselleira entrando en el hospital EFE

Acudía a una reunión de trabajo con la justa de personal y la dirección del hospital público ferrolano (CHUF) y se topó de bruces con una sonora protesta sindical en el vestíbulo del complejo que le cerró el paso y de la que se refugió en un despacho. Durante más de una hora, entre las 13:00 y las 14:00 de esta tarde, la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, se atrincheró en una sala del hospital 'Arquitecto Marcide' junto al gerente sanitario de la zona, Ángel Facio, hasta que un buen puñado de agentes de la Policía autonómica y de la Nacional terminaron por desalojar a los manifestantes.

Dos hombres, R. A y S.B., ambos delegados sindicales de la CIG en la comarca, fueron conducidos en un furgón hasta la comisaría de la Policía Nacional de Ferrol-Narón para ser identificados. Aunque no hubo enfrentamientos directos entre el séquito de Mosquera y los sindicalistas sí se vivieron conatos y momentos tensos entre abucheos e insultos a la titular de la sanidad gallega. Los que protestaban eran sindicalistas de CCOO y la CIG y trabajadores del área sanitaria ferrolana que, sin convocatoria oficial, se fueron agrupando en la puerta para esperar a la conselleira en el recibidor del hospital. Mosquera entró en el recinto, no pudo acceder al salón de actos y se encerró en un despacho sin asistir a la primera reunión que había fijada en su agenda. Los sindicatos la siguieron por el pasillo y mantuvieron la protesta durante casi una hora en la puerta del despacho del gerente, donde no se cansaron de corear los cánticos típicos contra la privatización y los recortes ('Lo público es servicio y lo privado, beneficio') con otros menos amables del estilo: 'corrupto', 'chorizos' y 'guardad la cartera que viene la conselleira'.

Mosquera, que las 14:00 debía presidir otro encuentro de trabajo con los mandos intermedios del centro, salió del despacho escoltada por la policía autonómica que intervino la policía autonómica para desalojar a los manifestantes, aproximadamente unas 30 personas, entre forcejeos y empujones. Pasadas las 15:30 horas, la conselleira salía del hospital ferrolano escoltada por los agentes. La Consellería de Sanidade ha anunciado, a través de una portavoz que "tomarán las medidas legales oportunas" por lo ocurrido. Entienden que se ha ocasionado molestias a los pacientes del centro hospitalario con 'un ruido excesivo durante un tiempo prolongado' y que se entorpeció el desarrollo de una reunión de trabajo a la que habían accedido 5 de los 7 sindicatos presentes en la Junta de Personal.

Por su parte, la CIG critica que la policía acudió en masa para identificar a todos los que se encontraron en la puerta del centro, 'pacientes incluidos', dice un responsable comarcal del sindicato. 'No nos pueden acusar de nada porque nada hicimos y nada pasó. Protestar', resume. A la protesta de esta tarde también se sumaron varios operarios de Ingesan, la firma que tenía adjudicados trabajos de limpieza y mantenimiento en el área sanitaria afectados por una reducción de jornada.