Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejecutivo rescata las ayudas a los familiares de presos etarras

Etxerat recibirá 13.971 euros para dos proyectos en 2013

Otras dos iniciativas de la misma organización han sido rechazadas

El Gobierno ha retomado las ayudas económicas para proyectos presentados por Etxerat, la asociación de familiares y amigos de presos de ETA. La asociación, que no recibió recursos en las convocatorias para proyectos de paz y convivencia que el anterior Ejecutivo socialista hizo entre 2009 y 2012, cobrará ahora por la correspondiente a 2013 un total de 13.971 euros para dos proyectos. Otras dos iniciativas que ha presentado han sido denegadas.

El Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) publicó ayer una resolución firmada por la directora de Víctimas y Derechos Humanos, Monika Hernando, que precisa que Etxerat recibirá dos ayudas dentro de la convocatoria de “subvenciones concedidas para realizar proyectos en materia de paz, convivencia y derechos humanos”. La primera, por valor de 5.015 euros, se destina a un “programa de atención psicológica y ayuda a familiares”. La segunda, de 8.956 euros, está dirigida al “proyecto para garantizar el derecho a la educación en las cárceles”.

Fuentes de Lehendakaritza explican que ambas iniciativas cumplen con las “condiciones objetivas” del decreto que regula estas subvenciones. El listado de proyectos denegados —es la primera vez que se hace público, al menos desde la resolución de 2009— incluye otras dos iniciativas de Etxerat rechazadas por su puntuación insuficiente. La primera tenía por objetivo la “asistencia a las visitas de los familiares” y la segunda era de comunicación.

Las de Etxerat son dos de las 160 ayudas a programas aprobadas por la resolución que publica el BOPV. El listado de iniciativas admitidas incluye subvenciones a otras organizaciones que prácticamente en todos los ejercicios han recibido recursos públicos para sus propuestas, como SOS Racismo, Covite, Lokarri o la Fundación EDE. Baketik, la fundación que dirigió el actual secretario general de Paz y Convivencia, Jonan Fernández, dispondrá de ayudas para los mismos cinco proyectos que lograron recursos en 2012, con el Ejecutivo anterior.

Las ayudas, que han cambiado de denominación —pasaron de ser de “derechos humanos, convivencia democrática y deslegitimación de la violencia” a “paz, convivencia y derechos humanos”— suman en total 554.400 euros para el ejercicio de 2013.