Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell debe 20 millones de euros a las escuelas infantiles

El bono del curso 2013-2014 está pendiente, según la Unión de Cooperativas de Enseñanza

El Consell pagó este miércoles a las escuelas infantiles una parte mínima de lo que les adeuda con la llegada del último plazo del plan de pago a proveedores abonado por el Gobierno. La reacción de las escuelas infantiles ha sido de "sorpresa y de preocupación" al comprobar que la cantidad abonada corresponde al bono infantil de junio de 2013, quedando pendiente aún todo el curso 2013-2014.

Según fuentes de la Unió de Cooperatives d'Ensenament Valencianes (UCEV), la Generalitat adeuda unos 20 millones de euros al conjunto de las 700 escuelas infantiles que existen en la Comunidad Valenciana.

Durante las últimas semanas, la UCEV hizo varios llamamientos y gestiones ante la consejería de Educación para denunciar el "estrangulamiento económico del sector de las escuelas infantiles de la Comunidad por el retraso en los pagos pendientes, situación que se había visto agravada al comenzar el año al tener que hacer frente al pago de impuestos, condición sine quanon para seguir manteniendo el derecho a las ayudas".

Para el presidente de la UCEV, Luis Cervellera, “si el Consell no piensa pagar nada más de manera inminente estaremos tan mal como antes, porque las escuelas infantiles no han cobrado nada del presente curso”. Cervellera ha denunciado que la consecuencia de los impagos del Consell es que ya hay centros de enseñanza infantil que ya no puedan pagar la nómina de los docentes y, de seguir así, no podrán abrir sus puertas el curso que viene.

La UCEV reclama al Consell ponerse al día pronto en los pagos mediante un calendario realista y que concrete plazos como la única manera de evitar el cierre de escuelas infantiles en nuestra Comunidad, ya que la situación afecta a todo el sector de la enseñanza infantil, en el que proliferan las pequeñas empresas.

Cervellera ha mostrado su decepción por lo que considera “una falta de sensibilidad del Consell a la hora de priorizar sus pagos”. Según ha dicho, “sabemos que hay muchos colectivos a la cola, pero la situación de la enseñanza infantil es insostenible. Si de verdad el Consell apuesta por una educación de calidad, dejar morir a un sector empresarial sobre el que se sustenta esta etapa educativa fundamental, resulta más que contradictorio”.