Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ordenanza “ni prohíbe ni autoriza manifestaciones”, replica Crespo

El concejal delegado de Coordinación Jurídica de Valencia, Félix Crespo, replica a la oposición

PSPV, Compromís y EU temen que se limite el uso de espacios públicos emblemáticos

El concejal de Coordinación Jurídica del Ayuntamiento de Valencia, Félix Crespo, ha defendido este martes  que la nueva ordenanza de ocupación del dominio público, que aprobará el viernes la Junta de Gobierno Local, "ni prohíbe ni autoriza manifestaciones" porque esas competencias corresponden a la Delegación del Gobierno.

Crespo ha respondido así en un comunicado a las "interpretaciones" realizadas al borrador de la nueva ordenanza por parte de la oposición, que hoy ha vuelto a criticar el texto porque restringe el uso de determinados espacios de la ciudad como las plazas del Ayuntamiento y de la Virgen, y a pedir que se rectifique.

En opinión de Crespo, la oposición "ha lanzado unas afirmaciones absolutamente interesadas, con un clarísimo fin político de desprestigiar al equipo de gobierno, en un artículo, en el que sencillamente lo que se ha buscado es constatar la ordenación que del dominio público puede hacer el Ayuntamiento de Valencia".

En el contenido de este artículo no aparece ninguna referencia al derecho de reunión o manifestación, "sencilla y categóricamente porque no es una competencia municipal", ha afirmado el concejal.

"Los derechos y libertades fundamentales corresponden a instituciones que tienen atribuidas dichas competencias para su administración y que en este caso corresponde al Estado, a través de las delegaciones de Gobierno", ha añadido.

Lo que se pretende con esta ordenanza, ha proseguido, "es sencillamente destacar la singularidad de la plaza del Ayuntamiento y de la plaza de la Virgen en aquello que es competencia municipal para que sea administrado primando el interés general".

Respecto a las críticas sobre que pretenden afectar las concentraciones de la Asociación de Víctimas del Metro, ha asegurado que "se seguirá desarrollando con normalidad porque la Delegación de Gobierno el único trámite que ha de cumplir es la comunicación al Ayuntamiento de la misma".

El portavoz adjunto del grupo municipal socialista, Salvador Broseta, ha mostrado la oposición de su grupo a que la ordenanza "abra el debate sobre la limitación del derecho a manifestación o concentración", según un comunicado del PSPV.

Por ello, ha pedido al equipo de gobierno local que "rectifique" la redacción de la disposición adicional tercera relativa a los actos en la plaza de la Virgen y del Ayuntamiento que dice que no se autorizarán solicitudes de ocupación de las mismas y quedarán reservadas a actos organizados o en los que colabore el consistorio.

Broseta ha manifestado la "preocupación" de los socialistas por la redacción de este borrador y ha apuntado que debe ser más "explícito" y que permanecerán "vigilantes" para evitar que se pueda restringir la libertad de manifestación o concentración en las plazas de Valencia.

La concejal de EU Rosa Albert ha considerado "razonable" que no se ceda la plaza del Ayuntamiento para usos lucrativos pero ha criticado que no se pueda usar para actividades culturales, lúdicas o reivindicativas.

En un comunicado, Albert ha anunciado que EU presentará alegaciones en este sentido y ha defendido que el uso de la plaza lo debería decidir la ciudadanía a través de una consulta previa.

"El PP no puede pretender que estos espacios se reserven a aquellos actos que el Ayuntamiento organice o a aquellos que directamente elija el propio equipo de gobierno ya que supone una discriminación", ha asegurado y ha criticado el carácter "recaudatorio" que a su juicio tiene la ordenanza.