Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moreno pide a Susana Díaz que elimine el POTA y el plan del litoral

El candidato del PP reclama consensuar "un nuevo modelo urbanístico"

Las primeras propuestas del único candidato a la presidencia del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, miran a la construcción. El popular pidió ayer a la Junta que derogue el Plan de Ordenación Territorial de Andalucía (POTA) y retire el decreto del litoral para consensuar "un nuevo modelo urbanístico". Durante una visita a Málaga, Moreno sostuvo que el POTA se hizo "desde la imposición, sin escuchar los intereses de la mayoría de alcaldes". Además, en su opinión, el Gobierno andaluz tendrá que retirar "tarde o temprano" el decreto del litoral, informó Efe.

Según interpretó, si la presidenta de la Junta, Susana Díaz, no le hace caso "seguirá abocando a los municipios a lo que puede ser un colapso urbanístico" en el que se perderán "muchas oportunidades de trabajo" para los parados andaluces. Para Moreno "no es admisible" que el tiempo medio para la aprobación de un plan de ordenación urbana en Andalucía sea de seis años y en muchos casos alcance ocho o nueve, algo que "no pasa en ninguna otra comunidad autónoma".

El Gobierno andaluz ha aprobado recientemente un decreto que pretende agilizar la aprobación de los planes municipales. El objetivo, según ha dicho la consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, es lograr que en "un año o año y medio" los Ayuntamientos puedan completar este trámite.

Respecto al plan del litoral, que pretende blindar contra el ladrillo la primera línea de costa, la consejería está actualmente analizando las alegaciones. La previsión es que se apruebe durante este año. Cuando se presentó este decreto, una de las justificaciones que la Junta dio fue el desfase existente en los PGOU municipales. Esto provoca que muchos planeamientos no estén adaptados al POTA, aprobado en 2006.

El caso más simbólico es el de la playa de Valdevaqueros, en Tarifa (Cádiz). Para este paraje, ubicado a diez kilómetros del casco urbano, el Ayuntamiento aprobó un plan especial que preveía la construcción de 350 viviendas y establecimientos hoteleros con capacidad para 1.423 plazas. Esta actuación se amparaba en el PGOU local, que data de los años noventa del siglo pasado. Pero el POTA, de 2006, apuesta por un modelo de “ciudad compacta”, es decir, contrario a nuevos núcleos diseminados como el planteado en Valdevaqueros.