_
_
_
_
_

El PP inicia el recorte de diputados que la oposición ve una cortina de humo

Todos los partidos se escudan en los deseos “de la calle” para justificar su postura en el debate “Ustedes son como los nazis solo que en la fase anterior a 1937”, ha asegurado Beiras

Feijóo durante el debate
Feijóo durante el debate ÓSCAR CORRAL

El recorte de diputados en el Parlamento de Galicia de 75 a 61 siempre ha sido defendido por el presidente de la Xunta y del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, como una medida de ahorro. Pero esta mañana, en el inicio de su tramitación parlamentaria, el portavoz popular, Pedro Puy, ha situado ese argumento como el último para justificar lo que toda la oposición considera un recorte de la democracia y una cortina de humo para tapar los problemas reales de la crisis.

Más información
El PSdeG pide bajar los gastos de la Cámara para evitar el recorte
El PP endurece el acceso de los partidos al Parlamento sin consenso
“No reducir diputados sería enfrentarse a la mayoría de gallegos”
Feijóo emplaza a Besteiro a que presenta una alternativa
El BNG plantea reducir el peso del voto en Lugo y Ourense

En la defensa del recorte de diputados Puy se ha centrado en rebatir las críticas de la oposición más que en defender los beneficios de la reforma que promueve su partido. Para ello, insistió en que el PP “pretende consolidar un sistema que tiene éxito” porque “la alternancia es la esencia del sistema democrático”. En esa línea, Puy, solo al final de su intervención, aseguró que “aunque esta medida tiene que ver con el ahorro, tiene que ver con la solidaridad, con hacer lo mismo que están haciendo las familias y toda la sociedad”.

Desde la oposición, todos los grupos criticaron que el PP pretenda tapar con el debate de la reducción de diputados los otros muchos problemas que la crisis está generando a los ciudadanos. El BNG, que presentó su propia contrapropuesta, recordó, por boca de Francisco Jorquera, que cuando Feijóo estaba en la oposición reclamaba que cualquier reforma electoral contase con una mayoría de dos tercios de la Cámara.

El socialista José Luis Méndez Romeu criticó que “para Feijóo es más importante la supresión de diputados que la supresión de parados” y aseguró que “no hay ninguna razón de emergencia” para acometer ahora esta reforma. Por su parte, el portavoz de AGE, Xosé Manuel Beiras, lamentó que el PP quiera convertir el Parlamento de Galicia “en una oficina de tramitación, una diputación supraprovincial”. “Ustedes son como los nazis solo que en la fase anterior a 1937”, dijo Beiras dirigiéndose a los populares, para advertirles de que no podrán obligar a su grupo “a cavar nuestra propia tumba”, por lo que anunció que no participará en la tramitación de la reforma electoral que ahora comenzará el Parlamento.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_