Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos creen que sin reforma del Estado no cambiará la financiación

El consejero de Hacienda asume que se trata de un “momento histórico”

Ángel López, Juan Carlos Moragues, Vicente Boluda y Francisco Pérez en el desayuno organizado por EL PAÍS y la Ser.
Ángel López, Juan Carlos Moragues, Vicente Boluda y Francisco Pérez en el desayuno organizado por EL PAÍS y la Ser.

El debate sobre la reforma del sistema de financiación autonómica ha entrado con fuerza en la agenda política de los valencianos que, por primera vez —y acuciados por las dificultades para cubrir el coste de los servicios básicos— intentan tener voz propia en Madrid. Hoy se reúnen en Valencia los representantes de los Ejecutivos de Baleares, Murcia y la Comunidad Valenciana para intentar avanzar en una propuesta conjunta en la reforma del sistema que se abordará en los próximos meses en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

En este contexto, EL PAÍS y la SER han reunido, poco antes del encuentro entre Gobiernos autonómicos, al consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues; al director del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), Francisco Pérez; al catedrático de Teoría del Lenguaje, Ángel López, y al presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda.

La razón y la deuda histórica

ÁNGEL LÓPEZ: “La que tira es Cataluña”

El catedrático de Teoría de Lenguaje argumentó que el cambio de modelo ya se está gestando. “La que tira del cambio es Cataluña”, aseguró López, que contrapuso la situación de esta región con la de la Comunidad Valenciana. “La falta de conciencia como pueblo está operando y por eso en la Comunidad Valenciana no se les exige a los políticos y se permite que la financiación sea arma electoral”.

JUAN C. MORAGUES: “Tras el modelo, deuda histórica”

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Carlos Moragues, explicó que el Consell no renuncia a plantear la deuda histórica, pero advirtió que ahora no toca. “Cambiado el modelo de financiación, será el momento de sentarse a hablar de la deuda acumulada”, prosiguió, “No podemos introducir la compensación de la deuda cuando se negocia el cambio del sistema de financiación”.

VICENTE BOLUDA: “Modifiquemos muchas cosas”

El presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) instó a los políticos valencianos a sentarse donde haga falta y a cambiar “muchas cosas”. “Los políticos pueden salir muy respaldados en Valencia, pero tienen que ser muy duros en sus planteamientos”, continuó Boluda, que recalcó que ahora cuentan con todo el apoyo de la sociedad civil y de los empresarios.

FRANCISCO PÉREZ: “Nos hemos cargado de razón”

El director del IVIE argumentó que en estos años se ha avanzado mucho “en la visión valenciana” y en “cargarse de razón”. Pérez advirtió, no obstante, que el problema de la financiación autonómica hay que verlo a medio y largo plazo porque ninguna comunidad autónoma querrá perder ni un euro, pero “una cosa es considerar la resistencia, y otra muy distinta que la resistencia sea inamovible”.

Y todos ellos, a excepción del consejero que se mostró cauteloso, asumieron que un cambio del modelo de financiación autonómica que rompa con el statu quo implicará al final un cambio en el modelo de Estado. “O como Francia o como Alemania”, resumió Boluda, que está convencido de que el debate sobre la financiación, que afecta a todas las comunidades autónomas, terminará en una redefinición del modelo de Estado, bien hacia una recentralización, bien hacia el federalismo.

“La falta de conciencia como pueblo está operando, porque en la Comunidad Valenciana no se les exige a los políticos”, indicó Ángel López, que advirtió: “Si en la reconstitución [del sistema] quedamos mal situados, será muy difícil remontar”.

Para Francisco Pérez, que dirigió el estudio sobre la reforma del sistema de financiación encargado por las Cortes, “la Comunidad Valenciana no puede aceptar cualquier modelo que se proponga, solo aquellos que acaben con la discriminación”.

En el desayuno, realizado en colaboración con el Sabadell-CAM, el consejero de Hacienda admitió: “Estamos en un momento histórico de reformas estructurales”. Moragues evitó, sin embargo, entrar en el debate sobre las consecuencias en el modelo de Estado de una reforma de la financiación y recalcó que su prioridad es lograr la igualdad de gasto por habitante en los servicios básicos. No quiso profundizar el consejero en la influencia que tendrá el debate catalán en la reforma del modelo, aunque sí lo hicieron el resto de expertos. Para el presidente de AVE “razón en alguna cosilla” tienen los catalanes y esas discriminaciones, como la que también sufre la Comunidad Valenciana en el modelo de financiación, son las que hay que evitar. “La comunidad autónoma a la que no se quiere aludir, pero que es la que tira del cambio es Cataluña”, se sinceró Ángel López.

En este contexto, el presidente de la asociación empresarial recalcó: “Los políticos pueden salir muy respaldados en Valencia, pero tienen que ser muy duros en sus planteamientos. Los políticos tienen que forzar la situación”.

Moragues explicó que su objetivo es romper con las bases del actual modelo de financiación, que el nuevo sistema cubra la totalidad de los servicios públicos de sanidad y educación en igualdad para todas las comunidades, lograr que el criterio de reparto sea la población y que se aplique con carácter retroactivo a 2014.

Respecto al temor a que el Ministerio de Hacienda pueda intervenir la Comunidad Valenciana por incumplir el objetivo de déficit en 2013, el consejero de Hacienda aseguró: “No tiene sentido, cuando se han hecho todos los esfuerzos, utilizar medidas coercitivas”.

El consejero de Hacienda recordó que con el actual sistema la Comunidad Valenciana es la peor financiada y que en 2014, pese a estar en un escenario de crecimiento económico, la Generalitat recibirá un 2,6% menos de dinero que el año pasado y que con el dinero asignado ni siquiera se cubrirá el gasto presupuestado en sanidad y en educación.