La recuperación del turismo no frena la destrucción de puestos de trabajo

CC OO advierte de la “precarización” de un sector que persigue abaratar costes

Un camarero, en un chiringuito de Málaga.
Un camarero, en un chiringuito de Málaga.jorge zapata (efe)

El empleo es el único indicador turístico que falla en Andalucía. En 2013 crecieron los visitantes, las pernoctaciones y los ingresos, en algunos casos de forma notable, pero el sector continuó destruyendo trabajo. Según un informe de CC OO, el empleo hotelero cayó un 2,3% el año pasado (el ejercicio se cerró con 28.699 trabajadores), con disminuciones en todas las provincias andaluzas excepto Almería, donde hubo un aumento del 3,9%. La situación es parecida si se analizan todos los subsectores de la hostelería (hoteles, pensiones, bares, cafeterías, restaurantes, discotecas…), con una caída global del 0,69%. En total se perdieron 1.190 contratos y fueron las mujeres las que principalmente soportaron esta bajada.

El turismo no crea empleo en Andalucía desde 2008. El gran batacazo se produjo en 2009 y, desde entonces, el descenso ha sido más suave, pero continuado. El sector entró en crisis algo más tarde que el resto de actividades y ahora, con los datos de 2013 en la mano, los expertos auguran que la recuperación llegará antes. Las pernoctaciones hoteleras crecieron el año pasado en la comunidad un 4,5%, muy por encima de la media nacional (1,90%), y se registraron 22,5 millones de visitantes. La estancia media aumentó levemente y se calculan unos ingresos de 16.300 millones de euros.

Almería, con un aumento del 3,9%, es la única provincia que crea empleo

Pero esos signos de recuperación no se extienden al terreno laboral. El estudio de CC OO se basa en datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y recoge que el empleo hotelero bajó en siete provincias andaluzas: Jaén (-8,47%), Córdoba (-7,75%), Huelva (-7,03%), Málaga (-2,31%), Granada (-2,24%), Sevilla (1,41%) y Cádiz (-1,08%).

El responsable de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de este sindicato en Andalucía, Gonzalo Fuentes, recuerda que estos datos contrastan con el aumento de pernoctaciones. Apunta que el empleo debería subir al mismo nivel que las estancias para alcanzar la excelencia y que la comunidad, pese a ser la que más avanza a nivel nacional, es el destino que más puestos de trabajo destruye. “Los empresarios andaluces van buscando la rentabilidad a corto plazo y eso es pan para hoy y hambre para mañana”, afirma sobre la necesidad de mantener la calidad del servicio.

Una ardua negociación colectiva

Cinco provincias andaluzas tienen caducado el convenio del sector de la hostelería y las negociaciones se prevén duras. Huelva y Jaén están pendientes de su renovación desde 2012 y en Málaga, Córdoba y Granada expiraron el pasado 31 de diciembre. En algunos casos solo se ha constituido la mesa negociadora, sin más contactos, pero las medidas propuestas por el sector en Málaga, buque insignia del turismo en Andalucía, han alertado a CC OO, que denuncia la pérdida de derechos y teme que el resto de provincias siga la misma línea.

“Estamos dispuestos a buscar la moderación salarial para favorecer la creación de empleo, pero vamos a defender los convenios que tantos años nos ha costado conseguir”, sostiene Gonzalo Fuentes, responsable de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CC OO en Andalucía.

No se descartan movilizaciones en el conjunto del sector antes de verano si no hay acuerdo. La patronal malagueña, según Fuentes, ha propuesto eliminar del convenio las 12 horas obligadas de descanso entre una jornada laboral y otra y el límite de nueve horas de trabajo por jornada. Los dos días de descanso se quieren reducir a uno (el otro no desaparece, pero se retrasa) y se pretende reducir un 75% el salario de los días festivos (ahora es del 175%).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Hay que unir otros factores que, en opinión de Fuentes, están conduciendo a un “modelo de precarización” que convertirá la industria en “insostenible”. “La reforma laboral está haciendo estragos”, explica. En 2013 aumentó la temporalidad y el trabajo a tiempo parcial en el conjunto de la hostelería y hubo más economía sumergida. Subió la carga de trabajo y el empleo fraudulento, con jornadas laborales declaradas de cuatro horas que en la práctica se elevaron a ocho o 10 horas, según recoge el informe de CC OO. “El plus que aporta Andalucía es la calidad”, advierte Fuentes.

Cuando a Miguel Sánchez, hotelero y representante de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) en la Mesa del Turismo, se le pregunta por esa precarización en el empleo que denuncia el sindicato, responde que se hacen contrataciones cuando hay producción. “Nadie menciona a la empresas, y lo que hay que hacer es crear empresas y modernizar las que existen”, sostiene. En su opinión, eso es lo que favorecería la creación de puestos de trabajos en el sector.

Sánchez alude a la dependencia de los establecimientos hoteleros de los precios, congelados desde 2008, y asegura que no hay beneficios desde ese ejercicio. “Nos queda mucho por recuperar. Para hablar del crecimiento se toma como referencia 2012, y ese año los datos estuvieron muy bajos”, argumenta Sánchez, para quien el problema está en la estacionalidad. “Llevamos años para intentar paliar este fenómeno, pero no se toman las medidas que hay que tomar”. ¿Cuáles son? Según dice, una campaña de promoción potente en Europa, en los principales mercados emisores, y abaratar los costes de explotación, tanto impuestos como gastos sociales, salarios incluidos. “La clave son las empresas”, reitera.

Fuentes aplaude el decálogo diseñado por la Consejería de Turismo para abordar este problema. La apuesta por el empleo estable será uno de los criterios que se tendrá en cuenta para la concesión de subvenciones o la bonificación en campañas de promoción. El nuevo sistema de calificación hotelera que prepara la consejería valorará el número de trabajadores en relación a las plazas y los servicios ofertados.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS