Paradas las 300 multas al transportista que se anunciaba colgando carteles

El Sindic de Greuges mandó una carta al Ayuntamiento de Barcelona intercediendo por el infractor

El Ayuntamiento de Barcelona ha "paralizado" todos los procedimientos que tenía abiertos contra un hombre, parado,. viudo y con dos hijos, que se anunciaba para hacer mudanzas y como transportista colgando carteles y repartiendo publicidad en la vía pública. Esta práctica está prohibida por la ordenanza de civismo. El hombre afectado. M.R.V. acumulaba hasta 300 sanciones impuestas todas por la Guardia Urbana entre 2010 y 2013. En total, debía más de 155.000 euros.

El caso llegó a manos del Síndic de Greuges, Rafael Ribó, el Defensor del Pueblo catalán, que mandó una carta al Ayuntamiento de Barcelona para pedirle que tuviera en cuenta los recursos presentados por el interesado.Ribó también reclamaba que, en caso de que las sanciones no se terminen cancelando, se garantizara "el principio de proporcionalidad con los hechos denunciados" y que se buscaran "medidas alternativas" atendiendo "las circunstancias económicas del ciudadano".

Según el comunicado emitido por el Ayuntamiento, el Instituto Municipal de Hacienda ya está valorando las alegaciones. En la carta, el Ayuntamiento asegura que los agentes entregaron en mano muchas de las sanciones al interesado pero reconoce que "no fue posible" hacer llegar al ciudadano "las notificaciones de los expedientes", ya que nunca se le localizó en los domicilios que figuraban en los registros públicos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción