Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cuatro alcaldes de El Cabril reivindican las ayudas de Enresa

Los municipios perderán 400.000 euros anuales con el cierre de la fundación

Los alcaldes Isabel Cabezas (Fuente Obejuna), Cecilio Fuentes (Alanís), José Rodríguez (Las Navas) y María del Carmen Murillo (Hornachuelos). Ampliar foto
Los alcaldes Isabel Cabezas (Fuente Obejuna), Cecilio Fuentes (Alanís), José Rodríguez (Las Navas) y María del Carmen Murillo (Hornachuelos).

El cementerio nuclear de El Cabril se encuentra en el término municipal de Hornachuelos (Córdoba) pero sus 1.126 hectáreas lindan con otros tres municipios: Fuente Obejuna (Córdoba), Alanís y Las Navas, ambos en Sevilla. Los cuatro alcaldes de estos pueblos, que se reunieron este lunes tras conocerse la posible ampliación del almacén de residuos radiactivos de media y baja intensidad, rechazan la ampliación de las instalaciones y critican que se haya cortado el grifo de las ayudas y los convenios de la Empresa Nacional de Residuos (Enresa). El cierre de la Fundación Enresa supone que los cuatro municipios dejen de ingresar más de 400.000 euros anuales.

“Queremos pedirle al ministro de Industria que se cumplan los convenios que teníamos previstos para 2014 y que ahora están en el aire”, afirmó tras la reunión la alcaldesa de Fuente Obejuna, Isabel Cabezas, del PP, quien añadió que existe una “total unidad de acción” entre los cuatro Ayuntamientos, independientemente del partido político que los gobierne. En Hornachuelos, el pueblo donde se encuentra el almacén, gobierna IU en coalición con el PSOE, mientras que en Alanís y en Las Navas, lo hace el PA.

Entre los convenios firmados con Enresa por los Ayuntamientos se encuentran la mejora de plazas, calles e infraestructuras. De hecho, buena parte de los fondos que se usaban para la gran representación estival de Fuente Ovejuna, en el pueblo del mismo nombre, se realizaba gracias al dinero de la empresa pública. “Tenemos que encontrar vías para que esa fuente de ingresos no se corte”, afirmó la alcaldesa del municipio.

Los pueblos piden compensaciones por la ampliación del cementerio nuclear

Los regidores quieren que se mantengan las contraprestaciones económicas por tener cerca el único cementerio nuclear de España, hasta que se construya el de alta actividad en Cuenca. “Debemos garantizar el cumplimiento y la firma de nuevos convenios. O, si se quiere, que se haga a través de una nueva orden ministerial”, propone Isabel Cabezas. Desde hace 25 años, los municipios de la zona recibían los fondos en función de la cantidad de los residuos y de su intensidad. “Aunque esa fórmula tiene que cambiar porque en los últimos años, el tratamiento que se da a los residuos varía su volumen y eso supone menos dinero”, reconoce la alcaldesa de Fuente Obejuna.

La Junta, por su parte, sigue rechazando los posibles planes de Enresa. En declaraciones a la cadena SER, la consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, lamentó este lunes que todavía el Gobierno andaluz no tiene conocimiento de los detalles de la ampliación. Serrano afirmó que cuando se conozca el plan al detalle, se estudiarán “las medidas legales para frenarlo”. La consejera marcó como prioridad garantizar la salud de los ciudadanos de la zona, independientemente de que una posible ampliación pudiese suponer un mayor empleo en esas localidades.

El cementerio nuclear de El Cabril ocupa actualmente a más de 200 personas, entre trabajadores directos e indirectos. De ellos, el 80% proceden de la provincia de Córdoba y, el resto, de Sevilla y Badajoz. Todos trabajan en el mantenimiento de unas instalaciones que cuentan con 28 celdas blindadas con hormigón donde se almacenan los bidones, también de hormigón con los residuos. El recinto ya está, de hecho, ampliándose desde hace unos años en tres unidades más: las celdas 29, 30 y 31. Solo la primera está ahora mismo en funcionamiento pero ya se trabaja en la número 30 que cuenta con el correspondiente permiso.