Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Condena de 9,5 millones al Ayuntamiento de Vitoria por una expropiación

El TSJPV considera que las parcelas que ampliaron el parque Olarizu fueron mal valoradas

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha condenado al Ayuntamiento de Vitoria a pagar 9,5 millones por unas parcelas que expropió por debajo de su precio para ampliar el parque urbano de Olarizu. En 2005, el equipo de gobierno local, liderado entonces por Alfonso Alonso (PP), inició un expediente de expropiación de 39 parcelas que tasó en 24,59 euros por metro cuadrado. Disconformes con esa suma, los propietarios de los citados terrenos solicitaron la tasación de las parcelas a razón de 234,29 euros por metro cuadrado, petición que fue rechazada por la Administración local. Esto motivó un recurso ante el TSJPV, que ahora determina que esas parcelas deben ser tasadas en 90 euros el metro cuadrado.

El tribunal justifica esta decisión en otro fallo de este tribunal, que en 2010 determinó que otras parcelas de la misma expropiación y con idéntica calificación, enmarcadas en el polígono catastral 1.491, tenían un “justiprecio a razón de 90 euros por metro cuadrado más el 5 % de premio de afección”.

Según argumenta el TSJPV, cuando los terrenos de este litigio se justipreciaron en los años 2000 y 2007, las parcelas correspondían asimismo al número catastral 1.941, pero con posterioridad, el consistorio modificó “con argucia” su informe e incluyó las fincas en el número 1.431, con la intención de “eludir” la sentencia de 2010.

Por todo ello el juez condena al Ayuntamiento de la capital alavesa a abonar a cada propietario la diferencia hasta alcanzar los 90 euros por metro cuadrado y el 5 % de premio de afección, cantidad que asciende a un total de 9,5 millones de euros.

La teniente de alcalde y portavoz del gobierno municipal, Idoia Garmendia, ha aclarado que la decisión tomada por el Ayuntamiento sobre la tasación de esos terrenos se hizo “avalada y valorada por un jurado de expropiación forzosa que es un organismo administrativo del Gobierno vasco”. Garmendia ha insistido en que “esa valoración no se hizo ni en un despacho, ni la hizo el entonces alcalde Alfonso Alonso, ni el exconcejal de Urbanismo Jorge Ibarrondo”.

Por su parte, el concejal de Bildu Antxon Belakortu ha dicho que esta sentencia traerá "graves consecuencias" al consistorio y que “no es más que un nuevo capitulo de la herencia envenenada de Alfonso Alonso”.