Los sindicatos de los Mossos cargan contra Interior por los recortes

Los representantes de los agentes denuncian falta de presupuestos, material y formación

En una mesa atípica de una comisión parlamentaria, repleta de policías, ayer los sindicatos de Mossos d’Esquadra comparecieron en la Cámara para explicar las consecuencias de los recortes en el cuerpo. Los representantes de las cuatro principales organizaciones (SAP-UGT, SME-CCOO, SPC y SindiCAT), describieron una situación que entienden que desmotiva al cuerpo y que pone en riesgo la seguridad de los ciudadanos.

Los portavoces desgranaron recortes materiales y en formación: desde falta de coches, hasta carencias en la uniformidad, pasando por la falta de papel de váter en algunas comisarías, sillas rotas, deficiencias estructurales en algunos edificios o incluso la celebración de prácticas de tiro “en seco” porque algunas regiones se han quedado sin munición. “Se está tocando hueso”, advirtió el representante del SindiCAT, Jordi Costa, mientras, tras él, iba pasando una presentación con imágenes que ejemplificaban su relato.

El representante de SME-CC OO, Carlos Manrique, se refirió a la falacia de la reacción en 12 minutos. “En la mayoría de comisarías esos 12 minutos son imposibles, es mucho más elevado”, dijo. Igual que, según él, el tiempo de espera para poner una denuncia en Barcelona supera mucho los 30 minutos estipulados. “No podemos tener una policía desmotivada”, aseguró Josep Gázquez, de SAP-UGT. David José Mañas, del SPC, insistió en la mala gestión de los recursos. “De golpe y porrazo aparece un cañón de sonido, que no sirve para nada, pero el gasto ya está hecho”, dijo, sobre el nuevo material de los antidisturbios. Precisamente, la comisión rechazó la comparecencia del consejero Ramon Espadaler para hablar de esa nueva arma y de la polémica en torno al Cesicat.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50