La Fiscalía ve “muy complicado” acusar a un ‘ertzaina’ de la muerte de Cabacas

Calparsoro recuerda que no se ha demostrado qué escopeta disparó la pelota de goma

El fiscal superior del País Vasco Juan Calparsoro ha considerado este miércoles que será "muy complicado" sostener una acusación concreta contra un agente de la Ertzaintza por la muerte de Iñigo Cabacas ya que las pruebas periciales no han demostrado cuál fue la escopeta exacta que disparó la pelota de goma que le impactó en el cráneo.

La jueza que instruye el caso ha citado a declarar, este jueves y el viernes, a los cuatro ertzainas imputados por la muerte del joven hincha del Athletic, que falleció días después de que el 5 de abril de 2012 recibiera el impacto de una pelota de goma en su cabeza, en unos incidentes tras un partido en San Mamés.

Calparsoro ha destacado que desde un inicio, se ha interesado personalmente en la investigación del caso, ante "la gravedad de los hechos" y "el clamor social por su esclarecimiento". Ha reconocido que "ya van a hacer dos años" de aquella noche de autos y "hay que darle un impulso" a la investigación. Sin embargo, ha reconocido que "va a ser muy complicado" probar la autoría concreta de esa muerte ya que los informes de los peritos no han podido determinar de qué escopeta salió la bola que impactó en la cabeza del joven Cabacas.

Por eso, habrá que determinar qué agentes hicieron disparos aquella noche en el callejón de la calle María Díaz de Haro y si, sobre las evidencias que vayan saliendo en la investigación, se les puede imputar esa muerte. Según Calparsoro, el hecho cierto es que "hay una persona que ha muerto". "Y ha muerto por una operación de la Ertzaintza, donde hay indicios de que, efectivamente, fue improcedente", ha añadido. Ha afirmado que "habrá que seguir investigando hasta poder concluir si hubo o no delito" en la intervención de los agentes.

En esa investigación en la que el Ministerio Público no ha realizado aún ninguna imputación, la Fiscalía cuenta "con la ventaja de que no actúa como abogado de la acusación, ni en defensa de la Ertzaintza", sino que lo hace "en defensa de la ley, con imparcialidad y con sujeción al principio de legalidad, y esa actuación puede no gustar a una parte o a otra", ha indicado.

El fiscal superior del País Vasco ha dicho tener conocimiento detallado de la causa. "Estoy encima de manera permanente y me leo íntegramente las actuaciones" que hasta el momento han realizado los dos fiscales que han intervenido, ya que por la estructura jerárquica de la institución que representa, es también responsabilidad del propio Calparsoro, ha explicado el fiscal.

La jueza instructora tomará declaración este jueves como imputados a dos de los agentes de la Policía Vasca que admitieron en una primera declaración como testigos que habían disparado pelotas de goma en la zona donde ocurrieron los hechos. El viernes será el turno de un tercer agente y del suboficial que les dio la orden de cargar en el callejón.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS