Anagrama regresa a la edición en catalán

El sello abandona sus coediciones con Empúries y recupera colección propia como hiciera en 1969

Aspecto de los nuevos títulos de la colección en catalán de Anagrama.
Aspecto de los nuevos títulos de la colección en catalán de Anagrama. MASSIMILIANO MINOCCRI

Podría leerse como la particular contribución de la editorial Anagrama a los fastos del Tricentenario del 1714 pero ni es la intención y sería algo demasiado obvio para alguien como Jorge Herralde. En cambio, sí hace 45 años que el editor arrancó una colección de textos en catalán (Textos, con aquel ya mítico L’ofici de viure de Cesare Pavese fundacional) que “naufragó comercialmente” a los cinco títulos y la semana que viene se cumplirá un año del cierre de la distribuidora Enlaces Editoriales (participada por Anagrama), último eslabón de un tácito y paulatino desencuentro empresarial con Grup 62 desde su formación con la entrada del grupo Planeta y Enciclopèdia Catalana, lejos los tiempos en que en 1997 Herralde pactó con los editores Xavier Folch y Oriol Castanys para coeditar con el sello Empúries algunos de sus libros en catalán. Exactamente 92 títulos después de esa joint venture, Herralde ha decidido crear una colección en catalán en solitario: Llibres Anagrama.

Un título de nuevo programático y con mensaje subliminal, Ampliació del camp de batalla, de Michel Houellebecq (“hasta ahora inédito en catalán”, vino a recriminar ayer el veterano editor), arrancará este febrero la nueva iniciativa, a razón de unos ocho títulos al año, 2.000 ejemplares de tirada (para el lanzamiento serán unos valientes 3.000) y una portadas que son el negativo del sello castellano madre: imágenes a toda cubierta y recuadro en blanco con título, autor y logotipo.

Ensayo pero más narrativa (mayormente traducida, de los autores de la casa, que saldrá simultáneamente con la versión castellana) nutrirán por ahora un catálogo cuya coordinación recae en la periodista Isabel Obiols, ex editora en catalán en RBA. ¿Y autores catalanes? “No tengo programados límites; todo dependerá de la acogida”, dejó caer.

Oficialmente no descontento de la experiencia Anagrama-Empúries (“era un sello que quedaba en tierra de nadie”; “queremos cuidar la producción del libro con criterios exclusivamente de Anagrama y si nos equivocamos, que seamos nosotros”, soltó sin embargo el editor en momentos de la presentación), no sacarán doble edición por sistema: el histórico olfato se encarga de seleccionar. Así, Barbablava, la última Amélie Nothomb; La millor oferta, la novela ya cinematográfica de Giuseppe Tornatore, y Hitler, el meu veí, del historiador Edgar Feuchtwanger (que lo fue de verdad en el Munich de los años 30) serán alguno de los títulos que aparecerán en breve. Una nueva traducción del bestseller de la casa La conjura de los necios, de John Kennedy Toole, a cargo de Xavier Pàmies para superar el “quizá no demasiado acertado” Una conxorxa d’enzes, da muestra también de la calidad de las versiones que se buscarán, con traductores también como Anna Casassas.

“Queremos reforzar la presencia de Anagrama en un mercado natural que es el catalán, llevar la felicidad de nuestros libros a los lectores monográficos en esta lengua”, medio ironizó Herralde, consciente tanto de una eclosión de microeditoriales (“Anagrama, en catalán, será una más de ellas”) como la tendencia de los grandes grupos (Penguin Random House, Ediciones B…) por no desprenderse ya no solo de las versiones en catalán sino incluso, en algunos casos, para editar obras originales en esa lengua. No están los tiempos para dejar huecos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Carles Geli

Es periodista de la sección de Cultura en Barcelona, especializado en el sector editorial. Coordina el suplemento ‘Quadern’ del diario. Es coautor de los libros ‘Las tres vidas de Destino’, ‘Mirador, la Catalunya impossible’ y ‘El mundo según Manuel Vázquez Montalbán’. Profesor de periodismo, trabajó en ‘Diari de Barcelona’ y ‘El Periódico’.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS