Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Zona Franca vende el edificio del Banco de Tejidos por 38 millones

El comprador es la sociedad inmobiliaria Recober Inversiones 2013, con sede en Madrid

La transacción no cambia las condiciones de arrendamiento, ni a la actividad del banco

Banco de Sangre y Tejidos, en Barcelona. Ampliar foto
Banco de Sangre y Tejidos, en Barcelona.

El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) ha vendido por 38,2 millones de euros el edificio del Banco de Sangre y Tejidos a la compañía inmobiliaria Recober Inversiones 2013, con sede en Madrid. La venta se produce en la segunda ocasión que el edificio sale a subasta, ya que el primer concurso, convocado en noviembre de 2012, quedó desierto con un precio de salida de 45 millones de euros.

El Banco de Sangre y Tejidos ocupa desde el año 2010 este edificio, que dispone de una superficie de 16.000 metros cuadrados distribuidos en cinco plantas y que está situado en el paseo de Taulat de Barcelona, en el frente marítimo del barrio del Poblenou.

El Consorcio construyó este edificio en el año 2010 tras un acuerdo con el CatSalut y el Ayuntamiento de Barcelona con el fin de proporcionar una sede al Banco de Sangre, que ocupa el inmueble como inquilino por un período de 50 años. El CZFB ha subrayado que la venta del inmueble no implica un cambio de condiciones del arrendamiento, por lo que "esta transacción no afectará a la actividad" de Banco de Sangre ni a su continuidad en el edificio.

Según la institución que lidera Jordi Cornet, delegado especial del Estado en el CZFB, esta operación, que supone la venta del primer activo inmobiliario del Consorcio en los últimos años, "abre una nueva etapa de inversiones en proyectos de vivienda y reactivación económica".

Este año, el Consorcio pretende sacar a subasta varios edificios más, entre ellos la Torre Telefónica, y dedicar parte de los recursos obtenidos a proyectos de reactivación económica, a través de la reinversión en el polígono industrial de la Zona Franca, acciones de internacionalización o promoción de centros comerciales y vivienda a precios asequibles.

En los próximos meses, el Consorcio también pondrá en el mercado inmobiliario sus participaciones en desarrollos urbanísticos como La Marina del Prat Vermell o los antiguos cuarteles de Sant Andreu, en Barcelona.

El Consorcio de la Zona Franca ha vuelto en 2013 a beneficios, tras dos años de pérdidas, y prevé cerrar 2014 con un resultado positivo que supera los siete millones de euros, un 54 % más.