Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat cobrará 25 céntimos al mes por conexión a internet

Mascarell afirma que la tasa para financiar el sector audiovisual se aprobará antes del verano

La Generalitat cobrará 0,25 euros al mes, un total de 3 euros al año, a las compañías operadoras de internet por cada conexión contratada en Cataluña, con el objetivo de fomentar la producción y mejora del sector audiovisual catalán, ha anunciado hoy el consejero de Cultura, Ferran Mascarell. El consejero ha explicado que se trata de un nuevo impuesto a los proveedores de contenidos por internet para el fomento del sector audiovisual, con el que se espera recaudar cada año unos 20,5 millones de euros. La tasa se podría aprobar antes del verano.

La propuesta de la creación de una nueva tasa llevaba meses sobre la mesa del departamento de Cultura y salió del sector audiovisual, concretamente de los Productores Audiovisuales Federados (PROA).  No obstante, inicialmente se calculó en 0,20 céntimos que supondría una recaudación de unos 16 millones de euros anuales. Una cifra que, según el anuncio de Mascarell, se ha corregido al alza porque, además de la finalidad para el sector audiovisual, se creará un fondo específico para garantizar que todos los equipamientos públicos culturales de Cataluña tengan acceso gratuito a internet y al mantenimiento del patrimonio cultural ligado al sector audiovisual.

Mascarell ha afirmado hoy que las principales operadoras del sector como Telefónica, Ono, Vodafone y Jazztel están estudiando la propuesta, a la que en principio son contrarias, según dieron a conocer hace unos meses en un contundente comunicado. Las compañías de telefonía argumentan que ya están pagando un 5% de sus ingresos para financiar el sector audiovisual español y europeo y se quejan de que una nueva tasa catalana no haría otra cosa que perjudicarles. En los últimos meses, la Generalitat se ha reunido con cada una de las operadoras afectadas por el nuevo impuesto: Movistar, Orange, Vodafone, Yoigo, Jazztel y ONO. No se ha llegado a ningún acuerdo por lo que el debate entre las empresas de telefonía y la Generalitat continuará.

La Generalitat asumió la propuesta del sector -inmerso en una profunda crisis de financiación- al constatar, además, que se trata de tasas sobre la banda ancha que ya existen en Francia, Reino Unido o Alemania. En ese sentido, Mascarell ha afirmado que es "necesario fortalecer y ayudar a la producción propia audiovisual, como ocurre en otros países europeos cuando expresan la excepción cultural para defender en positivo su legado cultural y lingüístico".

También ha reconocido que el gobierno catalán no dispone "de todos los mecanismos necesarios para proteger la lengua y la cultura catalanas" y no ha escondido que en los últimos tiempos diferentes factores han confluido en el descenso de financiación para las producciones audiovisuales. En este punto, Mascarell ha indicado que en apenas 11 años -entre 2001 y 2012- los espectadores en las salas se han reducido a la mitad, y ha destacado que las aportaciones de los presupuestos públicos también se han reducido a la mitad, subrayando que en el caso de los fondos procedentes del Ministerio de Cultura "en los últimos dos años han desaparecido".

Más información